Por: Cartas de los lectores

Periodismo y paz

El 9 de febrero del año que transcurre se celebró el Día del Periodista, en el marco de los 70 años del Círculo de Periodistas de Bogotá (C P B), acto donde se premió a los mejores comunicadores sociales y periodistas que, por su esfuerzo y dedicación profesional, han descollado con su pluma e investigaciones periodísticas en el campo de la prensa, la radio y la televisión.

Estos eventos conmemorativos no sólo deben quedarse en la simple entrega de merecidos galardones a los periodistas, sino también para recabar con vehemencia acerca de la preservación de la independencia de los medios, por sobre todo exaltando el paradigma constitucional que nos indica cómo la prensa es libre pero responsable, dentro de un Estado social y democrático de derecho.
 
En ese orden de ideas, vale la pena auscultar y reflexionar en qué medida tienen o no los periodistas responsabilidad y límites en sus opiniones, transmitidas a través de los distintos medios de comunicación social, empero reclamando siempre con suma justicia que no exista más violencia contra las palabras y que la vida e integridad de los informadores sea sagrada y respetada durante el ejercicio de su profesión.
 
La prensa, sin lugar a hesitación alguna, juega un papel preponderante en la promoción y consecución de la paz, convocando desde los distintos medios de comunicación a la sociedad entera, para que sin mezquindades ni sectarismos contribuya a la reconciliación de los colombianos.
 
Los periodistas de hoy son voceros del ineludible compromiso que a diario los concita a cumplir a cabalidad con su protagonismo histórico, similar al que con patriotismo y dignidad nos legaron otrora prohombres del talante y convicciones de paz tales como Alberto Lleras Camargo, Álvaro Gómez Hurtado y Guillermo Cano Isaza, entre muchos otros.
 
Es la hora, entonces, de llamar a la unidad y escribir con tinta indeleble los mejores editoriales y artículos, mismos que morigeren y hagan razonar a las voces disidentes que se oponen a la paz y propugnan por la intolerable polarización de Colombia.
 
Orlando Morales. Bogotá.
 
Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

El posconflicto

Más sobre los impuestos mineros

De la Drummond y sus impuestos