Por: Harry Sasson

Pescado en bocados

Una manera diferente de disfrutar el pescado es en albóndigas, y ahora que se avecina la Semana Santa aprovecho para proponerles una receta que de seguro sorprenderá a sus convidados.

Esta preparación no es nada diferente a las mismas albóndigas de carne, pero esta vez utilizando pescado en su ejecución, acompañado con alguna salsa para darles mayor riqueza de sabor. Son muy comunes en China, donde cada región tiene su propia variante, así como en el resto del sudeste asiático, en lugares como Indonesia, Malasia y Filipinas. También son muy populares en Escandinavia, donde se suelen acompañar con una aromática salsa de eneldo y se consiguen enlatadas en los supermercados.

Bajo el mismo principio es posible preparar albóndigas de camarón, de cangrejo, de calamar... e igualmente se pueden cocinar al vapor, fritas en aceite o hervidas dentro de salsas o sopas. Les recomiendo este plato como una entrada de prominente sabor para sus festejos de Semana Santa.

Albóndigas de pescado con leche de coco

Ingredientes (4 personas)

800 gramos de pescado blanco fresco (cherna,  lubina, tilapia)
2 claras de huevo
4 tostadas de pan o calaos
2 cucharadas de albahaca
fresca picada
1/2 cucharadita de comino
Sal y pimienta
Para la salsa
8 tomates chontos bien maduros,
pelados y finamente picados
2 dientes de ajo
8 a 190 hojas
de albahaca
1/2 cebolla
 cabezona blanca
1 y 1/2 tazas de leche de coco
2 cucharadas de aceite de oliva
1 pizca de azúcar
Sal y pimienta

Preparación:

Pique el pescado a mano y finamente. Desmenuce las tostadas a mano. Saltee en el aceite de oliva el ajo y la cebolla hasta que empiecen a transparentar. Agregue el tomate y deje cocinar lentamente para que suelte sus jugos, y luego machaque con la ayuda de un pisa papas. Agregue la leche de coco y deje cocinar un poco más. Aparte, mezcle los ingredientes de las albóndigas. Arme bolitas con la mano o con ayuda de una cuchara, y añádalas a la salsa. Cuando hierva reduzca la temperatura, tape y cocine durante 15 a 20 minutos. Añada el azúcar y rectifique la sazón con sal y pimienta.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Harry Sasson

Cereal para Supermán

La dulce remolacha

El lado dulce del arroz

Pappardelle con coliflor y jamón serrano

De aquí y de allá