Por: Felipe Zuleta Lleras

Petro vs. Peñalosa, ¿y Uribe?

LA ÚLTIMA ENCUESTA PUBLICADA por Semana, en la que aparece Gustavo Petro unos puntos por encima de Enrique Peñalosa, ha despertado un gran interés entre los electores bogotanos de cara a la contienda por la Alcaldía que se celebrará en octubre.

Habíamos sostenido que el apoyo del expresidente Uribe traería una fractura en el Partido Verde, lo que sucedió y, por contera, podría significar el desastre de Peñalosa.

Si bien es temprano para hacer pronósticos, lo cierto es que Petro, a diferencia de Peñalosa, es un excelente candidato. Sus propuestas son talentosas, inteligentes y novedosas. Entre ellas la de hacer crecer a Bogotá hacia arriba, convirtiendo en zonas de desarrollo vecindarios que hoy por hoy están llenos de bodegas. Ese modelo de desarrollo vertical se ha usado en ciudades como Vancouver, y ha mejorado zonas enteras de la ciudad que hasta hace 10 años eran bodegas. Petro conoce bien a Bogotá y, aun cuando no ha tenido experiencia administrativa, lo cierto es que le cabe la ciudad en la cabeza. Fue el primero en destapar el tema del carrusel de la contratación, por lo que le cayeron todo tipo de críticas y maldiciones del Polo.

Peñalosa hizo una excelente alcaldía, sin lugar a dudas: megacolegios, parques, bibliotecas, ciclovías, el sistema Transmilenio. En fin, le cambió la cara a la ciudad. Pero tuvo problemas graves, como el de las losas de Transmilenio  que han tenido sobrecostos superiores a los 200 mil millones, plata que el IDU dice no tener.

Tal y como van las cosas, salvo que alguno de los otros candidatos como Galán, Luna y Parody logren subir a los primeros lugares —lo que no es inviable— los bogotanos tendrán que escoger entre Petro y Peñalosa. Eso si el expresidente Uribe no se lanza a última hora por petición de su partido y ante la posibilidad de no quedar con alcaldes y gobernadores en los principales departamentos y ciudades del país.

Si esto se diera, los electores quedarían expuestos a una situación parecida a la que se vieron abocados los peruanos cuando tuvieron que elegir entre Keiko Fujimori y Ollanta Humala. Dos tendencias políticas radicalmente opuestas. La polarización sería total. Si bien es una hipótesis, sigue rondando en la cabeza de muchos.

Hay que puntualizar que existe una sensación generalizada según la cual  Peñalosa es un muy mal candidato, aunque sería un buen alcalde, pero es que para ser burgomaestre tiene que ganar las elecciones y el apoyo de Uribe le ha hecho más daño que beneficios. Esto apenas comienza y por cuenta de Petro se está poniendo muy interesante.

Notícula

Si bien escribo semanalmente en KienyKe, una revista virtual, no puedo dejar de criticar la falta de rigor periodístico en varios casos recientes. Entre ellos el de Daniel Coronell, que ha servido a sus detractores para arremeter contra él, como el primo de Pablo Escobar. ¿Estamos frente a un caso de estupidez o mala fe? Llamado amable de atención a su directora María Elvira Bonilla.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras