Por: Felipe Zuleta Lleras

Piruetas vs. delitos

ES TAL EL GRADO DE ESQUIZOFRENIA y arrogancia del Sr. Uribe que esta semana se atrevió a insinuar que su referendo reeleccionista se le enredó por culpa de lo que él llama “piruetas politiqueras”.

Ciertamente millones de colombianos preferimos las piruetas a los delitos, como los que se cometieron para aprobar la primera reelección que, al parecer, no paran en el caso de Yidis y Teodolindo sino que inclusive, podrían tener en serios aprietos a los exitosos empresarios Uribe Moreno por el caso de los notarios.

No tengo razones para pensar que lo que el Sr. Tomás Uribe manifestó a la Suprema esta semana no sea cierto, en el sentido de que él y su menor hermano no tienen nada que ver con la asignación de notarías. Pero pobre de ellos en donde la Corte confirme otra cosa, porque ahí sí estarían en serios problemas. Esta sería la primera vez que los hijos de un presidente en ejercicio se verían vinculados a un proceso penal. Ojalá eso no pase porque ahí sí que se le acaba de correr el coco al Sr. Uribe, quien ha demostrado no tener un solo escrúpulo cuando se trata de perseguir a los que él considera sus enemigos.

No en vano la Fiscalía ha ordenado 11 capturas por las chuzadas. Claro que se trata, como es obvio, de unos cargos menores, porque los verdaderos culpables andan todavía despachando en la Casa de Nari o frecuentándola permanentemente.

Todo esto de las piruetas nos lleva a la, esa sí, verdadera pirueta de Uribe al tratar de convencernos de que Colombia es un Estado de Opinión, como la máxima expresión de la democracia. Eso puesto en plata blanca no es nada distinto que la estrategia del tirano para quedarse en el poder pasando por encima de la Constitución, apoyándose para esto en las encuestas de opinión y la favorabilidad popular.  No me cansaré de sostener que el Sr. Uribe se va a quedar en el poder de todas maneras, con o sin referendo. Y lo piensa hacer porque él de verdad está íntimamente convencido de que es el salvador de la patria y que nadie más puede hacerlo mejor.

A eso súmenle que vive aterrado con el hecho de que la Corte Penal Internacional tiene sus ojos puestos en Colombia por tres temas: la extradición de los comandantes paramilitares (que se hizo para callarlos evitando que se supiera le verdad), los asesinatos de los muchachos de Soacha y los crímenes de las Farc. Los dos primeros atañen directamente al Sr. Uribe y de eso no se va a poder escabullir fácilmente ni tampoco le dará “tanta briega” a los que lo van a juzgar, así él sostenga eso.

Desafortunadamente el Sr. Uribe va a crear una hecatombe para poderse quedar en el poder, por lo que la situación de quienes hacemos oposición se va a volver mucho más peligrosa de lo que es hoy.

~~~

Notícula: Ya que oímos al aspirante a fiscal doctor Juan Ángel Palacio hablar con el ex consejero Delio Gómez sobre el caso de una tabacalera, recordé que al prestigioso abogado Delio sus compañeros del Rosario cariñosamente le decían Delito.

felipezuleta.blogspot.com

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

¿Que Duque no ha gobernado?

Qué robadera tan arrecha

Las peleas de Claudia

Al oído del presidente

La educación como prioridad nacional