Por: Mauricio Botero Caicedo

'Podemos' y la irracionalidad

Los movimientos de izquierda suelen colocarse en un pedestal moral en el que dejan entrever que todos —menos ellos— son corruptos y venales.

Ubicados en el podio, estos movimientos usualmente desarrollan lo que se denomina ‘visión de túnel’: es decir, ven la paja en el ojo ajeno, mas no la viga en el propio. El que albergue la menor duda sobre la anterior sentencia se debe remontar a no tan lejano período de los hermanos Moreno en Bogotá. Mientras que estos distinguidos representantes del Polo llevaban a cabo el mayor saqueo en la historia de Colombia, los senadores y representantes de este partido, cubiertos con una manta de hipocresía, pontificaban en regadera sobre la ética.

En el caso concreto de ‘Podemos’, el movimiento de extrema izquierda que encabeza las encuestas en España, el cofundador y número tres de esta organización, Juan Carlos Monedero, se escudó bajo una ‘empresa de papel’ para birlar al fisco español. Para evitar una sanción fiscal, Monedero ha pagado 200.000 euros (700 millones de pesos) a Hacienda. ¿Y qué hace un consumado líder de izquierda manejando tan enormes cifras? El señor Monedero era asesor del Gobierno de Venezuela. Y haciendo abstracción momentánea sobre el contenido de la asesoría, el diario El País de España, en su editorial del 11 de febrero, señala: “Una formación (‘Podemos’) que pretende erigirse en el azote moral del resto de fuerzas políticas no puede permitirse una duda tan palmaria sobre la ética de uno de sus principales dirigentes, sobre todo cuando ni siquiera ha empezado a gestionar el poder… y resulta incompatible con los principios que este partido político dice defender”.

Pero aparte del poco escrupuloso proceder del señor Monedero, hay una pregunta de fondo: ¿En cuáles políticas económicas y sociales ‘Podemos’ asesoraba al chavismo y qué tanta responsabilidad tiene en la catástrofe económica y social que hoy atraviesa Venezuela? La cabeza de la encuestadora venezolana Datanálisis, Luis Vicente León, afirma: “El Gobierno (de Maduro) puede decir lo que le dé la gana para esconder el fracaso de su modelo económico, pero estos son los datos: es el país con la inflación más alta del mundo, hay escasez severa, la gente hace cola para comprar productos y faltan bienes esenciales, hay caída de inversión.

 Eso no es exageración alguna… La fuente de la crisis es el modelo, la caída del precio del petróleo es solo el condimento, pero el plato principal es el modelo, que genera ineficiencia y corrupción. Además, al atacar al sector privado, culpándolo de esta crisis para derivar la responsabilidad política, lo que se hace es espantar aún más a los únicos actores que pueden ayudarte a resolver el problema. Pero cuando digo cambio de modelo, no me refiero necesariamente a cambiar el socialismo. Este es un problema de racionalidad o irracionalidad económica, no de capitalismo-socialismo”.

 La revista The Economist considera que la economía venezolana es la peor manejada del planeta. Aparte de ocupar el último lugar en materia de libertades, Venezuela es la segunda economía menos competitiva de América después de Haití. ¿Y qué papel jugó la asesoría que le prestó ‘Podemos’ a Venezuela en llegar al grado de irracionalidad que ha arruinado a esta nación y convertido al chavismo en el hazmerreír del mundo? Es una pregunta de fondo, porque si los de ‘Podemos’ pretenden hacer en España lo mismo que aconsejaron hacer en Venezuela, la Madre Patria está perdida.

Buscar columnista