Por: José Salgar

Por una limpieza del lenguaje

HEMOS PASADO MALOS MOMENTOS por la belicosidad verbal de los vecinos, que llegó a niveles presidenciales. Es una peligrosa costumbre moderna, extendida a las comunicaciones y al uso popular, de utilizar el lenguaje agresivo para buscar audiencias.

En las escuelas de nuevo periodismo hay una tendencia contraria: limpiar el lenguaje para destacar la calidad idiomática, los conocimientos y el buen gusto en la transformación de los medios escritos o audiovisuales. Ese ambiente se destacó al conceder los premios en la sexta versión del concurso anual de la Universidad Autónoma del Caribe, que acaba de celebrarse en Barranquilla, en homenaje a su fundador, Mario Ceballos Araújo, y organizado por la rectora, Silvia Gette, y por la infatigable decana de comunicación, Belinda García.

Compartí el jurado de prensa con Salud Hernández y, sin habernos puesto de acuerdo, por estar ambos fuera del país, señalamos un ganador, Rafael Cervantes Bossio, del periódico Tierra Caliente, de Montería, por un artículo que se separó de los grandes temas políticos y violencia, para tratar con originalidad el problema económico regional de las ciénagas abandonadas. Puso a las ciénagas a hablar entre sí sobre su triste destino y las posibles soluciones.

Parecida tendencia hubo en los demás premios: en reportería gráfica hubo empate del primer lugar y se otorgaron dos premios, a Jaime Andrés Saldarriaga, de Cromos, por el gesto de felicidad del ex diputado Sigifredo López, al ser liberado, y a John Osorio Escobar, de El Heraldo, por otro feliz gesto de una rescatada de un arroyo. En radio el premiado fue Hamlett Rasser por un reportaje a niños de la calle. En televisión al grupo Telecaribe por “Quien lo entiende es quien lo goza” y en investigación a Lorena Barrios, Melisa Parodi y Katia Chaves, del programa de periodismo de la Universidad Autónoma, por su reportaje histórico sobre la cumbia.

~~~

Coletilla: La familia de El Espectador está de luto por un cronista pulcro que nunca utilizó malas palabras: Luis de Castro.

Buscar columnista