Porfiada perfidia

Noticias destacadas de Opinión

Preocupante la insistencia del Gobierno en pedirle a Cuba la entrega de los negociadores del Eln. El presidente Duque no midió sus palabras en Miami cuando dijo que “Cuba tiene que preguntarse si prefiere la relación con Colombia o con los criminales”. Y el 10 de septiembre la Cancillería emitió un comunicado anunciando su disposición a denunciar ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la supuesta violación de la Resolución 1373 de 2001 por Estados “que alojen, protejan, financien o permitan la circulación en su territorio de miembros de grupos que hayan cometido, cometan o planeen cometer actos terroristas en Colombia”. Por fortuna, un grupo de 64 personalidades, encabezadas por el excanciller Rodrigo Pardo, ha pedido al Gobierno “serenidad y dejar abiertas las puertas de la acción diplomática que ha constituido uno de los ejes más sólidos de la tradición de nuestra política exterior”.

La exigencia del Gobierno no tiene fundamento jurídico porque los negociadores del Eln están en Cuba en virtud de la solicitud que el Gobierno colombiano le hizo al cubano para actuar como garante en las conversaciones con ese grupo guerrillero. Que dicha solicitud la hubiera hecho el Gobierno anterior y no el actual no es un argumento válido para permitirle al Estado colombiano desconocer el derecho humanitario y exigirle al Estado cubano que prive de la libertad y extradite a quienes fueron recibidos bajo su protección. Sería claramente una conducta de perfidia, proscrita por el derecho consuetudinario internacional.

 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.