Por: Harry Sasson

Postre para enamorar

A la hora de comer, el final también es importante.

A pesar de no ser originario de Estados Unidos, el cheesecake es uno de los postres típicos del país del norte, y comparte podio con el famosísimo apple pie. El cheesecake nació en Europa (hay quien señala la antigua Grecia como su cuna), y fue sólo a finales del siglo XIX cuando la receta llegó a Norteamérica. Fue allí, justamente, donde se le incorporó el famoso queso crema Philadelphia, con lo que se perfeccionó hasta el límite la receta. Este queso, elaborado por la enorme industria alimenticia Kraft, se ha convertido en un genérico para el queso crema, aunque tiene sus particularidades. Elaborado desde 1872 y hoy distribuido en más de 80 países, este queso suave y de sabor un poco ácido al final, es el complemento perfecto del salmón ahumado en platos de sal, y el ingrediente por definición del cheesecake. Por su parte, y ahora que hablamos de complementos perfectos, no creo que exista un mejor sabor para el cheescake que el de los frutos rojos, pues se balancean y complementan entre sí. Cabe recordar que dentro de la categoría de frutos rojos los que se consiguen en Colombia con relativa facilidad son las fresas, las moras, las frambuesas, las cerezas y el agraz, y todos ellos se pueden utilizar en este rico postre.

Cheesecake con frutos rojos

Ingredientes para 4 personas

Para la masa

100 gramos de mantequilla
140 gramos de azúcar
1 taza de harina

Para el relleno

1 kilo de queso crema Philadelphia
1 taza de azúcar
4 huevos
1 cucharadita de esencia de vainilla

Para la salsa

2 tazas de fresas
1 taza de moras
1 taza de frambuesas
1 taza de agraz
1/3 de taza de azúcar

Preparación

Para la masa, mezcle el azúcar y la mantequilla, e intégrelos muy bien con la ayuda de una batidora mientras añade lentamente la harina, hasta formar una masa grumosa. Ponga esta masa en un molde y aplánela con la palma de la mano. Hornee a 275° F durante 14 minutos. Para el relleno, bata el queso crema y el azúcar hasta que se integren perfectamente. Agregue los huevos uno a uno sin batir en exceso. Luego vierta esta mezcla en el molde y hornee todo a 220° F durante un poco más de una hora. Al retirar del horno la mezcla debe estar todavía blanda. Deje reposar en la nevera durante 24 horas. Para la salsa, en una olla cocine los ingredientes durante 15 minutos. Sirva el cheesecake acompañado con la salsa.

[email protected] / www.harrysasson.com

Buscar columnista

Últimas Columnas de Harry Sasson

Cereal para Supermán

La dulce remolacha

El lado dulce del arroz

Pappardelle con coliflor y jamón serrano

De aquí y de allá