Por: Felipe Zuleta Lleras

Preguntas al Sr. Uribe

A SABIENDAS QUE EL SR. URIBE SE EScurre en verborrea a la hora de responder por sus actos,  frente al caso Yidis,  respetuosamente le formulo las siguientes preguntas, encomillando lo dicho por él mismo:

Primer Comunicado:

“Siempre supuse que la señora Yidis Medina votaría favorablemente el Acto Legislativo sobre reelección...”. Y entonces, ¿a cambio de qué le hicieron los nombramientos a sus recomendados?

“Nunca me habló de puestos”. ¿De qué hablaban?

 “Debe tenerse en cuenta que este Gobierno ha introducido y practicado la meritocracia”. ¿Qué tipo de meritocracia aplicó en los siguientes nombramientos:  Salvador Arana, (preso); Jorge Noguera y Roger Taboada  (temporalmente fuera de la cárcel por un tecnicismo), Luis Camilo Osorio (investigado), Benito Osorio, ex gobernador de Córdoba (renunciado por sus vínculos con los paras), Fernando Londoño (de autos conocido) y el coronel Plazas Vega (preso)?

“Creo no haber pedido a congresista alguno en particular que votara el Acto Legislativo”.  Curioso que tan solo crea, pero en cambio se acuerde tan bien de detalles como que no usaba gafas cuando según Virginia Vallejo usted le mandó saludes al Patrón (Escobar) hace más de 20 años.

  “Si alguien recibió ese pedido mío, le ruego expresarlo”. ¿Acaso cree Sr. Uribe que los parlamentarios van a confesar sus delitos?

“Cuando supe que la señora Yidis Medina chantajeaba a compañeros de Gobierno y también a mi familia, dije a unos y otros que no le pasaran al teléfono, que ella hiciera lo que quisiera porque el Gobierno nada tenía que ocultar”. ¿Y por qué usted no denunció el chantaje? Sabe Sr. Uribe que a usted como Presidente le toca denunciar la comisión de cualquier delito?  Resulta sorprendente que haya denunciado a dos magistrados de la Suprema por unas llamadas y no lo haya hecho con una señora que extorsionaba a su hijo.

“Los investigadores deben analizar los antecedentes penales que empiezan a conocerse sobre la señora Yidis Medina”. ¿Y por qué no los investigó usted primero antes de permitir a su hijo relacionarse con Yidis?

Segundo Comunicado:

“¿En qué consistió el chantaje? Llamó a miembros de mi familia a decirles que le dijeran al Presidente que necesitaba hablar con él, porque iba a pasar algo muy grave.” ¿Y en qué quedó el ciudadano que sacaba los bandidos a bala de su finca?

Tercer Comunicado:

“La señora Yidis Medina niega haber hablado con miembros de mi familia. Bajo la gravedad de juramento, reitero ante el país, que la señora llamó a uno de mis hijos, insistentemente, a pedirle que necesitaba hablar con su papá, porque iba a pasar algo muy grave”. ¿Para qué jurar si tenía los recibos de las supuestas llamadas?

“Mi hijo declarará ante las autoridades competentes”. ¿Y por qué no lo hizo antes? ¿Será que pretendía ocultar su cercana relación con Yidis?

“Ella afirma que le pedí votar favorablemente el Acto Legislativo; es posible que así hubiese sucedido”.  ¿Y por qué el primer comunicado niega que le haya pedido a algún parlamentario votar la reelección?

Cuarto comunicado:

“La señora Yidis Medina llamó por lo menos tres veces a mi hijo Tomás Uribe”. ¿Y qué relación hay entre ellos como para que hablen tanto? ¿Acaso se conocían bien? ¿Se vieron alguna vez? ¿En qué contexto? ¿Cómo explica que ella tuviera el celular de su hijo?

 Como dice el refrán, Sr. Uribe: No aclare  que oscurece.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

El discurso de marras

Juan Manuel Santos en la historia

Preguntas al contralor general

Todos contra Duque

Ley de sometimiento y narcotráfico