Por: Antieditorial

Preguntas

En respuesta al editorial del 8 de noviembre de 2019, titulado “Ido el ministro, ¿quién responde en el Ejército?”.

Por Hugo Bahamón Dussán

En respuesta a su editorial yo preguntaría, en estricto orden de responsabilidad por la muerte de esos menores: ¿deben responder las Farc por haber utilizado esa práctica execrable de incorporar a menores de edad en sus filas, desconociendo los mandatos del derecho internacional humanitario? ¿Deben responder las disidencias de las Farc por continuar con esa inhumana práctica? ¿Debe responder el presidente Santos por haber desconocido el clamor del pueblo colombiano en el sentido de obligar a las Farc a la entrega de todos los menores como condición sine qua non para continuar con los diálogos de paz? ¿Deben responder los negociadores de paz que, conscientes de esa aberrante práctica y de ese justo clamor, no exigieron en la mesa su terminación? ¿Deben responder los congresistas que apoyaron continuar con ese inicuo proceso de paz que ahora nos tiene con disidencias que incorporan menores a sus filas? ¿Debe responder la JEP, que ha desconocido los pedidos de la Corporación Rosa Blanca en el sentido de que los cabecillas de las Farc sean enjuiciados por ese delito? ¿Deben responder los periodistas que, manipulados, engañados o conscientes, se prestaron para ahogar ese clamor de justicia del pueblo colombiano, en aras de una paz que nunca llegó? ¿Deben responder los partidarios del Sí en el plebiscito por la paz, quienes, ya tarde, son conscientes del error de haber aceptado cambiar verdadera justicia por engañosa paz, hecho por el cual ahora sufrimos y continuaremos sufriendo el reclutamiento de menores por parte de las disidencias y de los otros grupos armados ilegales?

Ahora estas preguntas: ¿debe responder el Ejército de Colombia por aplicar el uso de las armas legítimas que le provee la Constitución nacional, refrendada por todos los colombianos, en contra de los grupos criminales que atentan contra los colombianos de bien? ¿Está la inteligencia de cualquier país, incluso la más avanzada (como la de Israel o Estados Unidos), en capacidad de identificar con precisión las edades de los integrantes del grupo criminal? Si no son capaces de hacerlo en terreno desértico y abierto como lo es Irak, Afganistán o el Medio Oriente, ¿lo podrá hacer la inteligencia colombiana en la selva nuestra?

Y está pregunta final, que es la más importante de todas: ¿deberá responder el Congreso de Colombia por haber incentivado el reclutamiento de menores al aceptar que su presencia en los campamentos es condición imbatible para limitar el bombardeo de estos?

Creo que están buscando la fiebre en las sábanas o ahora los pájaros les están tirando a las escopetas.

890461

2019-11-11T00:00:22-05:00

column

2019-11-11T01:00:01-05:00

[email protected]

none

Preguntas

9

2995

3004

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Antieditorial

Discutir la tributaria

¿Error de cálculo con Cuba?

Sobre el aborto y la intervención de la Iglesia

Es justo responderle a Cuba