Por: Luis Carvajal Basto

Presidenciales: hora de las estrategias

Como están las cosas, sin un apoyo explícito del mismo Uribe, es improbable que Santos gane en primera vuelta. En la segunda, además de los “feudos” de congresistas y el voto de las ciudades, serán definitivos los efectos en la opinión de las adhesiones de ex candidatos y, lamentablemente, los “escándalos” más que los programas. Aspecto central: la administración del factor imagen. Ganará quien tenga una mejor estrategia.

Un ejercicio sencillo de análisis prospectivo revela que no son muchos los escenarios, tan solo dos: Santos o Noemí, pero en cambio varios los actores y el diferente peso  relativo que tendrán en la elección final. También serán importantes los tiempos y momentos en que se produzcan los “golpes” de opinión.

Los actores más importantes serán los jefes políticos en las regiones y la opinión. El agarrón actual dentro del Partido Conservador se refiere más a los primeros que a la segunda. ¿Quién tendrá más respaldos de Congresistas?

Reducidos por decisión de los electores al papel de “comparsas”, los  candidatos “minoritarios”, Mockus, Fajardo, Vargas Lleras y Pardo deberán definir sus adhesiones el 30 de Mayo. La Historia política de ellos hace presumir que Mockus lideraría (como hasta ahora lo hace en las encuestas) ese grupo hacia la candidatura de la doctora Noemí, si no logra superarla. Nadie apostaría, sin embargo, a que Vargas Lleras pierda su independencia, incluso para alianzas o adhesiones.¿ y Fajardo? Podría estar con cualquiera de los dos.

La semana que pasó, por ejemplo, Vargas Lleras quiso anticiparse a ese escenario, buscando la unión con el candidato Pardo que tiene respaldo del Liberalismo oficial y le ganó en elecciones de congreso, pero pierde con él en las encuestas Presidenciales. La respuesta fue negativa porque Pardo aspira, como todos, legítimamente a repuntar, pero su Historia y realidad política dicen que estará más cerca de Noemí que de Santos.

¿Votará la base Liberal, en ese caso, por quien se promueve como Conservadora sancionando a quien no acate la doctrina pero sin rechazar los votos que le lleguen de otros Partidos? O, Más bien, habrá un momento para cambiar de estrategia y promover una nueva edición de la gran Alianza para el cambio? Creo que ni ella lo sabe todavía.

En cuanto al voto de opinión y salvo por el de los jóvenes, (Administración de la imagen), quienes son la excepción en el apoyo homogéneo que recibe en las encuestas, le va mejor a Santos. Pero Noemí apostará por los refuerzos del sector Mockus, fundamentalmente en Bogotá, en segunda vuelta. Serán muy importantes los consejos que reciba de los ex Presidentes Gaviria y Pastrana, para esos acercamientos y también para los que tendrá con el candidato Pardo.

En cuanto a otros “golpes” de opinión, que aumentaran de valor a medida que se acerque la fecha de elecciones, a pesar de los pactos aparecerán “secretos”, decisiones Judiciales convertidas en noticia, declaraciones de gobiernos amigos y no tanto, etc. Como están las cosas eso hace parte del juego y factor a considerar en las estrategias. Quienes promueven estos “juegos” conocen la influencia de lo emocional en el voto.

Para ilustrar este hecho, la encuesta de los Medios reveló que la intención de voto por candidatos no coincide con la capacidad que asignan a estos para gobernar. Eso da pena, pero es así.

Para Santos y Noemí es momento de actuar sobre los actores descritos: la hora de las estrategias.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Carvajal Basto

Duque: viaje de 100 días hacia el centro

La corrupción, sin IVA

¿Por qué ganó Bolsonaro?

Los Increíbles