Por: Óscar Sevillano

Presidente, deles mayor importancia a las víctimas

La implementación de la Ley de Víctimas es una de las tareas a las que el presidente Iván Duque debe darle mayor importancia, para que más adelante no le estalle una bomba social de enormes proporciones.

Las personas que fueron perjudicadas por las consecuencias de la guerra que se ha librado en Colombia padecen problemas que requieren atención inmediata, para que puedan superar todas las dificultades que se presentan al estar en medio de la barbarie de la guerra, y para esto se requiere no solo de la voluntad del Estado para ejecutar acciones encaminadas a esta labor, sino además de la consecución de recursos para llevarlas a cabo.

Trabajar incansablemente para que a los colombianos que fueron afectados por un conflicto de más de 50 años se les garantice el derecho a la reparación, garantizando una serie de recursos no solo para facilitar las indemnizaciones que se deben dar, sino además para restituir las tierras a quienes fueron despojados de sus territorios, otorgar cupos escolares para sus hijos, promover proyectos productivos, no es un tema que da espera, debe estar en los primeros puntos de la agenda.

Para esto no basta con las partidas que vía Plan Nacional de Desarrollo se asignan a la Unidad de Víctimas para cumplir con esta obligación, porque el conflicto armado en nuestro país no ha terminado, y día a día los grupos armados al margen de la ley cometen hechos delictivos que terminan por afectar a miles de personas en municipios y veredas donde estos hacen presencia.

Los recursos son insuficientes para tantas necesidades que en esta materia existen, y es esta la razón por la que entiendo se ha iniciado una fuerte labor para conseguir ayudas internacionales y ejecutar planes de manera complementaria.

Reparar a más de ocho millones de víctimas no es una tarea fácil, y es por esto tan importante que el Estado reconozca de manera categórica y oficial la existencia de una confrontación armada interna, dejando atrás la negación de esta con el argumento de que lo que hay es una “amenaza terrorista”.

Solo así se podrá tener una ayuda constante de la comunidad internacional, para que se puedan ejecutar planes complementarios a los que por ley se deben poner en marcha y no depender tanto de las partidas presupuestales que se asignan cada año.

Para esto era necesario ratificar a Ramón Rodríguez en el cargo, tema que el presidente tenía en mora porque estuvo en calidad de encargado durante más de seis meses, y, así, con el nombramiento en propiedad, reforzar con mayor intensidad la cruzada internacional para la consecución de recursos que se inició desde el primer día de su llegada a la entidad, tarea a la que las administraciones de Alan Jara y Yolanda Pinto no le prestaron mucha atención por dedicarse a hacer política, mientras permanecieron al frente de esta entidad.

Durante sus períodos fue muy poca la gestión que se hizo en esta materia y hoy fue necesario reforzar esta labor, no solo a través de las embajadas de países amigos, sino además con organismos multilaterales de cooperación y también con los gremios económicos con quienes el Estado estaba en mora de unirlos para cumplir con esta tarea. Lo anterior, gracias a que existe un equipo de personas en la Unidad de Víctimas comprometidas con el tema, quienes se han encargado de darle prioridad para que más adelante la entidad no se vea a gatas en el cumplimiento de sus metas.

Esta es justamente la lección que debe quedar para que no se hagan nombramientos políticos en las direcciones generales de entidades como la Unidad de Víctimas, como sucedió en el gobierno Santos con Alan Jara y la señora Yolanda, quienes les dieron prioridad a sus cálculos políticos y ambiciones personales.

Si el presidente Iván Duque aún no es consciente de la importancia que tiene esta labor en materia de implementación de los acuerdos de paz y la estabilización de los territorios en los que hizo presencia el conflicto armado con mayor intensidad, todavía está a tiempo de darse cuenta y desde la jefatura de Estado impulsar muchísimo más esta tarea para que la Unidad de Víctimas cumpla a satisfacción con sus metas.

849878

2019-04-11T00:00:05-05:00

column

2019-04-11T00:15:01-05:00

jrincon_1275

none

Presidente, deles mayor importancia a las víctimas

51

4296

4347

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Óscar Sevillano

A los candidatos a la Alcaldía de Bogotá

El machismo en las clases de historia

Bogotá en manos de la justicia