Por: Hernando Roa Suárez
Construir democracia

A propósito del periodismo humanista

Plasmar periodismo humanístico se me presenta como un camino adecuado para que la herencia humana pueda seguir dejando testimonio de sus evoluciones y quehaceres.

¿Qué podríamos entender por periodismo humanista? Creo que es la vocación y actividad que se ocupa sistemáticamente del estudio de la complejidad de lo humano mediante el desarrollo de la labor informativa crítica, desempeñada por comunicadores, escritores y publicistas a través de los diferentes medios de comunicación.

En el ejercicio de mi labor, he aprendido a sembrar la esperanza en una sociedad más humana, en paz y en vías de institucionalizar un desarrollo sostenible. Hoy, no tengo duda: escribir es un camino para aprender a pensar, a decidir, a comprometerse, para servir, cocrear y ser. Desearía adicionar que, examinando retrospectivamente mi experiencia con los ensayos periodísticos iniciales, las entrevistas y el contenido de las columnas, existe una constante: mi preocupación por la complejidad de lo humano y sus implicaciones.

He escrito porque es una labor dirigida a repensar mis saberes y compartir parte de mi inacabada experiencia; porque es una alternativa para crear opinión pública democrática; porque con las columnas realizamos aspectos sustantivos de nuestras profesiones y facilitamos la necesaria dialogicidad en torno a la verdad, por encima de cualquier vanidad, ambición o miedo.

Escribo columnas periodísticas porque en pleno siglo XXI es un excelente medio para comunicarnos; porque sentimos la necesidad de poner a prueba nuestros inacabados conocimientos y reflexiones; porque es un acto que permite profundizar nuestra humanización; porque queremos compartir con los lectores parte de nuestro aprendizaje, de nuestras formas de ver, vivir, sentir y razonar; porque escribiendo podemos invitar a otros al ejercicio de la libertad, la práctica de la justicia social y la fraternidad; porque podemos contribuir creativamente a construir la paz.

Cultivo el arte de escribir periodísticamente para posibilitar la reflexión con nuestra juventud sincera y ansiosa de compromiso con los valores e instituciones que los colombianos hemos construido con tanto esfuerzo; y porque es necesario actuar creativamente frente a la injusticia social estructural. No olvidemos que el ejercicio profundo de la labor periodística nos invita a ejercer un oficio que requiere: constancia, dedicación, cuidado, conciencia crítica y búsqueda permanente de nuevos aspectos de la realidad.

Recordemos que a través de la tarea periodística contemporánea socializamos nuestros pensamientos, y que un ejercicio consagrado del periodismo nos invita a ser precisos; para no divagar; para dejar constancia de la evolución de nuestra búsqueda, y porque es bello compartir con los demás las creaciones de nuestro ser.

Con las palabras escritas, espero contribuir a “no dejar la humanidad en brazos de la muerte”1, sino a plasmar reflexiones en torno a los procesos históricos, a nuestra evolución, contradicciones, avances y logros, con una gran esperanza en que los colombianos vamos a ser capaces de profundizar las instituciones democráticas y construir nuevas culturas de paz.

P.S. Desde esta columna, rindo mi homenaje de reconocimiento a la creatividad de Fernando Gaitán.

[email protected].

* Miembro de la Academia Colombiana de Jurisprudencia.

Referencia

1Elías Canetti. La conciencia de las palabras, 1981.

836865

2019-01-30T00:00:00-05:00

column

2019-01-30T00:00:01-05:00

jrincon_1275

none

A propósito del periodismo humanista

37

3867

3904

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernando Roa Suárez

Epígrafes democráticos (II)