Por: Juan Pablo Ruiz Soto

Propuesta ambiental al Plan

EL CONSEJO NACIONAL DE PLANEA-ción entregó al DNP la semana pasada el concepto sobre el Plan Nacional de Desarrollo (PND), que en febrero el Ejecutivo debe presentar al Congreso.

Los pasos siguientes: Revisar qué tanto incorporará el DNP de lo propuesto por la sociedad civil y los gremios y cómo avanza el debate en el Congreso y nosotros como sociedad civil participamos para conseguir que nuestros puntos de vista sean efectivamente incorporados en el PND. Luego vendrá la etapa de ejecución en la cual también tenemos una tarea clara de seguimiento y supervisión, de nosotros depende el uso de las herramientas legales existentes y conseguir los mejores resultados.

Entre los ambientalistas se adelantó un interesante debate, se elaboró un anexo y se incorporó en el concepto enviado al DNP y a la Presidencia. Se incluyen comentarios precisos al PND y su principal argumento es que además de la asignación de recursos para atender a los damnificados de la ola invernal, lo más importante es planificar el desarrollo económico y social incluyendo el cambio climático, y la asociada recurrencia de condiciones climáticas extremas, como aspecto central para planificar el desarrollo de los sectores productivos y el uso y ocupación del territorio nacional.

Esto significa que la gestión ambiental debe ganar preponderancia y para ello hay que fortalecer la institucionalidad pública ambiental, con la pronta creación del Ministerio del Medio Ambiente, y la asignación de recursos presupuestales adecuados para que éste tenga interlocución técnica y política a todos los niveles. En 1998 el sector ambiental recibió el 0,76% del presupuesto general de la nación y en la versión que revisamos del actual PND, incluyendo lo asignado para atender temas de riesgo, sólo suma el 0,26%, esto tiene que incrementarse de manera significativa ante los nuevos retos, especialmente si queremos que el sector productivo, y sobre todo el extractivo, siga los más altos estándares socio-ambientales en su desempeño.

Entre las recomendaciones para el PND 2010-2014 se propone establecer una política clara de inversiones ambientales, expresada en proyectos con asignación de recursos que reflejen una estrategia central y prioritaria de mitigación y adaptación al cambio climático. Focalizada en cuatro direcciones complementarias: ordenación del territorio con determinantes ambientales orientadores; gestión integral del agua; gestión sostenible de ecosistemas naturales y de servicios ambientales asociados; y adaptación de los sectores productivos a la mayor frecuencia de condiciones climáticas extremas.

El PND debe formular una política de regulación directa, con énfasis en desarrollo urbano, uso agropecuario y manejo del espacio rural; de licencias ambientales y de concesiones de agua y maderas. Debe plantear una estrategia para aplicar y obligar a los sectores productivos a cumplir reglas ambientales transparentes, oportunas, estables y efectivas, especialmente a las locomotoras.

En el espacio internacional se debe fortalecer la negociación para recibir compensación por los servicios ambientales que prestan nuestros ecosistemas naturales en términos de regulación de clima. Asimismo, se debe proponer un desarrollo bajo en emisiones de carbón y buscar compensaciones por el impacto del cambio climático global sobre el desarrollo y el bienestar local. Vamos a ver qué y cómo se incluyen estas propuestas en el PND.

 

245746

2011-01-18T22:00:00-05:00

column

2013-11-04T12:05:59-05:00

ee-admin

none

Propuesta ambiental al Plan

27

3556

3583

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Juan Pablo Ruiz Soto

Interpretando al Consejo de Estado

Amazonia, autonomía y conservación

Amazonia, ¿y nosotros qué?

Andes: carranga, restauración y agua