Por: Felipe Zuleta Lleras

Protagonistas de novela

Quiero compartir con usted, paciente lector, una experiencia que tuve esta semana y que todavía no sé si fue real o producto de mi exuberante imaginación.

Encendí la televisión y en pantalla aparecían toda clase de personajes: políticos, actores y actrices, periodistas, críticos profesionales de lo divino y lo humano, deportistas, maricas, lesbianas, expolicías, militares en retiro, candidatos presidenciales, payasos en retiro, parlamentarios, magistrados, ministros, etcétera, etcétera, etcétera.

Pensé que había caído en el canal RCN que transmite Protagonistas de novela. Pero no, era la celebración del primer año del programa Zona Franca del canal Red Más que dirige y presenta Daniel Pacheco.

Obviamente, todos estaban en un recinto elegante en donde se veían pasar en directo los meseros repartiendo a manos llenas trago y viandas.

Cámaras, luces, escenografía, diálogos, entrevistas, opiniones. Algunos candidatos a la presidencia elegantemente ataviados y con sus vasos de whisky en la mano. Hablaban de todo: de política, de economía, de paz y, hasta de corrupción. (Ja, ja, ja).

El presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara, empinaba el codo, como lo hacía, por ejemplo, Iván Duque. Todos, al estilo de los mejores protagonistas, buscaban que Pacheco los entrevistara al aire como quien fuera Kloe, la maravilla, la actriz porno del reality mencionado. Por supuesto mucha más digna Kloe, quien ejerce su oficio con orgullo –pues se gana su vida honestamente haciendo videos porno–, que muchos de los selectos asistentes a la fiesta de Pacheco y quienes ejercen en muchos casos la prostitución de diversas maneras, pero vestidos de políticos, magistrados o cualesquiera de los que asistieron a tan distinguido evento.

La celebración resultó decadente porque en un país con tantas inequidades, lo único que faltaba era ver a nuestra mal llamada clase dirigente bebiendo trago en vivo y en directo.

Eso demuestra lo mal que estamos en términos de lo que es correcto e incorrecto. Vivimos como en la época de las monarquías francesas que tomaban y parrandeaban mientras el pueblo empezaba a hacer la revolución. Nobleza aquella que no hizo las reformas estructurales necesarias hasta llevar a los ciudadanos al límite de su paciencia.

Claro, hay que decir que mucho dista de los reyes franceses a nuestros candidatos y personajes.

Vamos en la dirección equivocada si pensamos que al televidente del común le importa ver a todos estos personajes opinando sobre lo divino y lo humano mientras se toman sus finos licores.

Estimo a muchos de los que vi al aire, trabajo con algunos de ellos y soy amigo de Pacheco. Pero como se dice popularmente, amor no quita conocimiento. Y con respeto lo digo, se le fueron las luces al que o los que decidieron transmitir esto en directo. Lo digo con cariño, pero la verdad es que, como se dice popularmente, el palo no está para cucharas. A Daniel Pacheco un abrazo pues hace un muy buen programa.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

El fiscal y su gestión

¿Que Duque no ha gobernado?

Qué robadera tan arrecha

Las peleas de Claudia

Al oído del presidente