Por: Hernán González Rodríguez

Proyecto sobre pensiones de jubilación

El ministro de Trabajo, señor Rafael Pardo Rueda, abordó el tema de la Reforma Pensional propuesta por él al Congreso en entrevista concedida al diario El País el pasado 15 de octubre. Para quien escribe, la entrevista aclaró pocos temas y planteó grandes interrogantes.

Reconoce Pardo “que nuestro sistema pensional es muy imperfecto, porque acoge menos del 30% de los trabajadores, mientras el 70% está por fuera. Hoy reciben pensión solamente 1.700.000 colombianos de 6.500.000 que ya tienen la edad. Hay 2.500.000 colombianos con más de 65 años que nunca estuvieron en el sistema pensional, que están en niveles de pobreza, y solo la tercera parte tiene algún tipo de protección del Estado”… “El Gobierno quiere mirar no solo a los que ganan menos del salario mínimo, sino también a los que tienen más de 65 años y no tienen protección. Queremos una cobertura universal para todos los que estén en niveles de pobreza –Sisbén I y II- con un apoyo económico del Gobierno. Esto se cumplirá en 2016 e irá cubriendo 250.000 ancianos cada año”.

Cuando le preguntaron a Pardo, ¿es esto viable? dijo: “Sí, están establecidas las cifras y existen los recursos. Hoy se cubre a personas de más de 72 años, pero iremos bajando, de dos en dos años anualmente, hasta cubrir desde los 65 años en adelante, a todos los del Sisbén I y II”.

¿Cuántos colombianos figuran inscritos en los dos Sisbenes? En 2009 aparecían inscritos 30 millones, con algunos infiltrados sin justificación, desde luego. Ahora bien, si 4.800.000 colombianos superan hoy los 65 años y no tienen pensión, se puede afirmar que el 10% aproximadamente de la población total no tiene pensión. Resulta lógico, en consecuencia, aplicar este mismo porcentaje a los inscritos en el Sisbén para concluir que el plan de Pardo debería cobijar cerca de 3.000.000 candidatos a ser jubilados y no sus exiguos 250.000 por año durante cuatro años.

Aprobemos subsidiar estos tres millones de candidatos con $300.000/mes, equivalentes a $3,6 millones por persona y por año. Esto nos costará adicionar a partir de 2016 unos $10,8 billones/año sobre los $24 billones/año que según Pardo cuestan hoy nuestras pensiones. Un billón: el número uno seguido por doce ceros. Para financiar esto se requerirían dos insoportables reformas tributarias antes del 2016.

Pero a la financiación anterior se debe adicionar, además, el programa de Beneficios Económicos Periódicos de Pardo, el cual tiene, no obstante, mayor racionalidad y gradualidad, porque consiste en incentivar a los menores de 65 años y que no alcanzan a cotizar un salario mínimo ni a completar sus semanas a ahorrar $20 para que el Gobierno les aporte $100 con el fin de asegurar una pensión de jubilación entre los $100.000 y $300.000 mensuales cuando cumplan los 65. ¿Cuánto costarán los Beneficios Periódicos dentro de 10 años?

Sugerencias para que el 10% de los pensionados con ingresos más altos no absorba como sucede a la fecha el 80% de lo canalizado a pensiones. Recordemos que en Colombia no guardan relación las mesadas con las cotizaciones. Prohibamos las mesadas superiores a los $10 millones por mes. Igualemos y elevemos gradualmente las edades de jubilación para hombres y mujeres, como acontece hoy en el resto del mundo. Gravemos con el 50% de impuesto sobre la renta la porción de la pensión superior a los $10 millones por mes. No olvidemos que los países mediterráneos entraron todos en bancarrota por culpa de sus elevadas pensiones de jubilación.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

Casi nadie comprende a la Corte

“Refundación de las Farc”

Los subsidios estatales

Magnitud de la economía de la coca

Economía subterránea en Colombia