Por: Nicolás Rodríguez

Pruebas de supervivencia

Una crónica de la comparecencia del Estado Mayor de las Farc ante la JEP, publicada por ¡Pacifista!, narra lo que un camarógrafo le dice a un fotógrafo al ver que dispara y dispara con su cámara la llegada a la audiencia de los exguerrilleros. “Tranquilo, hermano, que me los asusta. ¿No ve que no están acostumbrados?”.

Es cierto que los reflectores apuntan hacia la cúpula de las Farc. Llegó el momento de dar explicaciones sobre el secuestro y de pedir perdón a las víctimas. No conocemos el contenido del informe entregado por los jefes de las Farc. Sin embargo, Rodrigo Londoño dio algunas declaraciones.

Preocupa que, por momentos, de la petición de perdón se pasó al enunciado justificador. Los canjes humanitarios serían, por ejemplo, una estrategia frente a la “desventaja militar por el creciente número de guerrilleros detenidos por parte del ejército y la policía colombiana”. Este es un lenguaje sinuoso, con curvas.

Parecido al de los comunicados de las Farc, cuando la obsesión de la guerrilla con un acuerdo humanitario llevó al prolongamiento de los secuestros. Muchos acabaron en asesinatos. Eran las épocas de los canjeables y las pruebas de supervivencia: cuando la guerrilla era la que fotografiaba a sus secuestrados.

Esas pruebas de supervivencia les sirvieron a las Farc para hacer política con la agenda humanitaria. Los canjeables, el acuerdo humanitario y las peticiones de desmilitarización obedecían a un cálculo que difícilmente se entiende desde la lógica de la desventaja militar ante sus miembros encarcelados. Las fotografías en la selva y los videos de los plagiados con cadenas y alambres de púas eran otra forma de mostrar su poderío y su pretendida condición de ejército soberano.

No estamos vencidos y tenemos la capacidad para mantener con vida a 100, 300, 500 y miles de secuestrados: ese era también el sentido de las pruebas de supervivencia. En aras de la verdad, ojalá renunciaran a ese lenguaje.

883265

2019-09-28T00:00:29-05:00

column

2019-09-28T00:15:01-05:00

[email protected]

none

Pruebas de supervivencia

24

2070

2094

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Nicolás Rodríguez

Ellos

Cauca, lo malo y lo peor

Manchar la honra

Columbarios

Intocable