Por: Pedro Viveros

Pulso por circular el poder

El miércoles se conoció la encuesta “Pulso País” de la firma Gallup que evalúa la gestión de las instituciones y mide resultados sobre la imagen de alcaldes y gobernadores. Ese mismo día fue la entrega de los premios a los líderes de colombianos. Dos eventos ocurridos en medio de una crisis que parece traer efectos indelebles, a pesar de que algunos quieran disminuir el impacto de estos 20 días de marchas, paros y protestas.

Los resultados de la medición demuestran la fatiga en materia de percepción de todo el establecimiento tradicional colombiano. Incluso según este estudio, por primera vez los empresarios y gremios, es decir la clase industrial, tienen una tendencia mayoritariamente negativa. Esta no es una buena noticia. Este efecto hace pensar que la nueva visión del colombiano es revertir la idea de tener unos dirigentes económicos lejanos; las cifras arrojan la necesidad de nuevos liderazgos reales y efectivos. ¡A veces siente uno que la gente del común quisiera estar presente en las juntas directivas de esos medios de producción, así no sean accionistas!

Thomas Piketty, el economista francés, propone en su libro Capital e ideología una especie de “socialismo participativo que reposa sobre una muy fuerte descentralización, una circulación de la propiedad, del poder de la educación con dimensión internacional y trasnacional muy fuerte”. Algunos retardatarios juzgarían estas ideas como comunistas. Sobra aclarar que esta visión “pikettysta” se hace en el siglo XXI luego de la caída del sparring del comunismo al que durante 70 años culpamos de todos los miedos y desastres de la humanidad. La población más educada, más empoderada, más activa y conectada quiere estar más cerca de donde se toman decisiones o por lo menos que la incluyan, pero eso pareciera no verse reflejado con los que lideran las compañías de Colombia. Duro reto empresarial y gremialista.

En el mismo cálculo estadístico, Gallup arroja números positivos para varios mandatarios regionales y locales, lo que comprueba, desde mi punto de vista, la urgencia de aterrizar las necesidades de los ciudadanos a sus verdaderos problemas. Los gobiernos mundiales se enfocaron en resolver por medio de agencias globales los problemas estatales y dejaron a la deriva los de identidad y nacionales. En estas cifras se puede ver la consolidación de un liderazgo en regiones como la atlántica, la pacífica, la antioqueña y la oriental que fortalece las ventajas de mandatarios de departamentos más urbanos y con respuestas inmediatas a los requerimientos y desdichas diarias y ancestrales de sus gobernados. ¿Ejemplo de que descentralizar funciona?

La misma semana anterior se entregaron los premios a Los Mejores Líderes de Colombia, que buscan enaltecer a los nuevos dirigentes. Esta vez, en la nómina de ganadores se aprecia un talante más cercano a la reivindicación del territorio, de lucha contra las desigualdades políticas, económicas y sociales, y sobre todo caras que mezclan colores de diversa condición, produciendo una fotografía más cercana a la Colombia que protesta que a la que gobierna. Las imágenes del grupo de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior (Acrees); la del defensor del Pueblo, un protector de la selva; del procurador general de la Nación; la de los luchadores por la preservación del río Atrato y la del consejero presidencial para la Estabilización y Consolidación nos ayudarían a responder la pregunta: ¿de pronto hacer la educación y el poder circular tiene más futuro que pasado?

@pedroviverost

895086

2019-12-10T00:00:03-05:00

column

2019-12-10T02:03:31-05:00

jrincon_1275

none

Pulso por circular el poder

27

3785

3812

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Pedro Viveros

Gaviria, tenga el coraje de unirlos

Gran Hermano, versión 2020

Así pinta el 2020