¿Qué es la vida?

Noticias destacadas de Opinión

«¿Tú crees que hay vida inteligente en otros planetas?», le pregunta Calvin a Hobbes mientras hacen equilibrio sobre las piedras para atravesar un riachuelo. «Sí», responde el filosófico tigre, «puede que haya vida inteligente en otro planeta».

Por ahora, los científicos se conforman con buscar vida en Marte. Hacia allá partió el jueves la misión Mars 2020, cuyo objetivo es lograr que la sonda Perseverance «amartice» en febrero de 2021 en el cráter Jazero. Perseverance es un carromato de seis ruedas lleno de cámaras y sensores; un robot talentoso pero no muy agraciado. Es como un insecto inconcluso y gigantesco. Tiene 3 m de largo, 2,7 de ancho y 2,2 de alto, y una mano larga y finísima, capaz de atrapar una hormiga sin lastimarla, diseñada por la ingeniera caleña Diana Trujillo.

Se llama Perseverance porque los americanos llevan 30 años buscando vida en Marte y no cejan. Aterrizará en Jazero porque allí hubo un lago hace miles de años, tiene una gran diversidad mineralógica y la NASA abriga la esperanza de encontrar microorganismos en la zona.

Tiene cámaras que pueden tomar imágenes panorámicas o espectroscópicas, un espectrómetro para analizar la composición de la superficie marciana, un radar para estudiar la estructura geológica del subsuelo, una SuperCam para analizar su composición química, un aparato que mide la velocidad del viento y el tamaño del polvo (¿?), y la estrella del equipo, Sherloc, un sensor dotado de láser ultravioleta para detectar compuestos orgánicos.

La parte más interesante de la misión Mars 2020 ocurrirá en la Tierra, donde los biólogos de la NASA analizarán las muestras y los datos recogidos por Perseverance y discutirán una vieja pregunta: ¿qué es la vida?

La respuesta «vida es lo que anima a las plantas, los animales, los fungi, los protista y los mónera» es una listeza, una mera tautología. Equivale a decir «vivo es lo que tiene vida».

La definición funcional: «vivo es lo que nace, crece, se reproduce, envejece y muere», tiene grandes vacíos. La ameba, por ejemplo, no nace, se divide. Los procariotas en general, y las bacterias en particular, no envejecen. Son técnicamente inmortales; solo mueren si sufren agresiones físicas o químicas o cuando se las priva de alimento. La muerte no hace parte de su ciclo natural.

La inteligencia tampoco es un buen indicador de vida. Los virus son muy inteligentes pero no son seres vivos. La inteligencia geométrica del cuarzo es algo que puede apreciar incluso un comentarista deportivo, pero el cuarzo es solo un mineral.

Todos los años los biólogos ensayan definiciones de «vida» y todas mueren rápido. ¿Cuál definición maneja la NASA? Porque es claro que si mandan a Perseverance a que busque vida en Marte han tenido que explicarle qué diablos es la vida. O quizá sus biólogos son personas pragmáticas que saltan sobre las excepciones de la naturaleza y los laberintos de la metafísica y trabajan con una definición práctica, algo como «vida es una estructura de carbono diseñada para legar su ADN a los descendientes». Punto.

Aquí cabe una posibilidad dramática: que en Marte existan formas de vida inimaginables, ajenas por completo al carbono —por ejemplo guijarros de silicio que se reproducen de manera espontánea—, y que los 1.025 kg del carromato pasen sobre ellos sin advertir que están destrozando el descubrimiento del siglo.

Nota. Diana Trujillo nació en Cali en 1980. Pagó sus estudios en Miami haciendo trabajos domésticos. Ha sido jefe de misión de la NASA. Es ingeniera aeroespacial, especialista en robótica y en eliminación de polvo (el polvo de la Luna es muy abrasivo para los trajes y los equipos, y el de la superficie de Marte hay que cepillarlo antes de que el robot tome las muestras).

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.