Por: Olga Lucía Barona

Que para lo de las gracias

Más que agradecidos y felices estamos los colombianos con la actuación de la selección en la primera ronda del Mundial.

Aunque el talento de los jugadores y la sabiduría del técnico José Pékerman nos daban licencia para pensar en avanzar a los octavos de final, los fantasmas del pasado de Estados Unidos 94 nos tenían con freno de mano. Pero llegó el duelo contra Grecia, un contundente 3-0 y entonces la ilusión salió a flor de piel, claro, con argumentos futbolísticos y con carácter de sobra en la cancha. Ese mismo sentimiento se ratificó con la gran victoria frente a Costa de Marfil, un equipo incisivo que nos generó más peligro. Ayer, contra Japón y ya con el cupo en el bolsillo, la selección, con ocho variantes, ganó e hizo una presentación perfecta de 9 de 9 puntos. Lo importante fue que llegamos a la siguiente instancia y nada más ni nada menos que como primeros del grupo.

Aún no se ha ganado nada, dice nuestro maestro Pékerman, es cierto, pero la madurez de los jugadores y su profesionalismo dentro y fuera de la cancha ya son ganancia para la historia. Y a la vuelta de la esquina nos espera Uruguay, un rival duro de roer, muy duro, campeón del mundo, cargado de experiencia y jerarquía, con futbolistas de primer nivel y un técnico curtido en fútbol que nos tiene la medida. Pero lo cierto es que Colombia y su fútbol también están para grandes cosas. No vamos a ser campeones del mundo, pero sí tenemos argumentos para pelearles a los uruguayos de tú a tú.

Pase lo que pase, Colombia ya cumplió. Pensar en clasificar como los primeros del grupo no era una tarea fácil. Por eso hoy, rindo una homenaje a la selección, a su cuerpo técnico y al presidente Luis Bedoya. Gracias por darle al país unos días de euforia total. Claro que si viene más, de ninguna manera nos enojamos.

No podemos dejar de lado la alegría que nos dejó la inclusión de Mondragón en los minutos finales. El vallecaucanao se dio el lujo de entrar en la historia de los Mundiales como el jugador más veterano con 43. Hasta en eso somos los número uno.

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Olga Lucía Barona

Ver a Messi campeón y no morir en el intento

Yo me voy con el Cali

Gracias Mariana

Caterine, te amo

Hola, Óscar