Por: Hernán Peláez Restrepo

¿Qué quieren?

Queda claro que los seguidores de Millonarios desean ver a su equipo no solamente protagonista, sino ganando un título. Podría decirse, en gracia de discusión, que Millos fue protagonista en la Copa Colombia, pero ese resulta un consuelo menor.

La verdadera pregunta es ¿qué quieren sus directivos? Los que ponen billete u otros con apoyo más pasional y sin riesgo. ¿Ganar títulos, potenciar jugadores para trasferencias, figurar en posiciones discretas en las tablas de clasificación, conseguir el llamado de algún jugador a la selección de mayores, arriesgar en un año el prestigio de un escudo, prometiendo estar transitando por un proceso?

Las respuestas deben ser claras por más mortificantes que resulten y comunicadas a sus hinchas, para evitar lo que queda en ilusiones y nada más.

El técnico Miguel Ángel Russo debería ser el primero en conocer las intenciones de sus dirigentes. Porque sólo así podrá exigir un plantel competitivo y acomodado a su pensamiento como estratega. Si se cumplen sus exigencias debería permanecer, porque hoy adquiere fuerza eso pregonado siempre en el fútbol: a los técnicos los contratan por buenos y los sacan por malos resultados. Russo consiguió un título y en los últimos meses la imagen que ofrece el equipo es triste. Ya ni siquiera se exige que juegue bien. Sencillamente que consiga puntos y que no lo deje el tren de las finales.

Al equipo le ha tocado promover jugadores por necesidad, por lesiones y expulsiones. Muchos han tenido oportunidad, como Bertel, Román, Barreto y Salazar, pero no han resultado determinantes. Comprendo la confusión. Es increíble notar cómo los delanteros pierden el balón, por falta de movilidad. Si Millos quiere, por ejemplo, operar con base en los pelotazos, debería observar un video promovido por Bielsa, en el que explica cómo salir de zonas donde los zagueros centrales casi siempre ganan en la marcación.

Finalmente veo a jugadores desmotivados, sin reacción, por no decir resignados a su suerte. Es cierto que faltan De los Santos, Duque y Montoya, pero quienes ocupan sus lugares no aprovechan las oportunidades.

Millos y sus dirigentes , jugadores y cuerpo técnico deben ir a retiros espirituales para buscar respuestas a su situación. Si hay sinceridad en ese cónclave, quizás enderecen su caminar. Lo importante es averiguar, qué quieren.

818004

2018-10-14T23:00:00-05:00

column

2018-10-14T23:00:01-05:00

[email protected]

none

¿Qué quieren?

15

2459

2474

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

¿Por qué?

Amistosos y...

Realidades

Convocatoria

Qué pasa