Por: Hernán Peláez Restrepo

Queremos fútbol

Un célebre programa de televisión en el pasado y protagonizado por el actor y comediante mexicano Héctor Suárez tenía una sección llamada “Queremos rock”, un aparte que generaba una gran expectativa por la imaginación y recursividad de la estrella mexicana. Esa espera, siempre vigilante, se podría equiparar con lo que pasó el viernes pasado cuando comenzó el torneo Fox Sports. Miles de hinchas llegaron hasta El Campín para ver un anticipo de lo que será la Liga en 2018.

Empecemos hablando del América. El equipo escarlata es sin duda el que más se ha destacado de los cuatro que participan en el evento. En el duelo con Millonarios fue superior y, comparándolo con Santa Fe y Deportivo Cali, es más organizado. Con base en los dos primeros juegos, quiero intentar hacer un pronóstico sobre los cuatro clubes. América exhibió un delantero interesante, Kevin Ramírez. El uruguayo sabe jugar y hacer jugar a sus compañeros. Es de esos futbolistas que en los primeros movimientos muestran su condición técnica. Fuera de eso, el equipo de Jorge da Silva se nota más sólido en defensa, ejerciendo presión desde arriba.

Hablando de Millonarios, el equipo azul debe atender el asunto de la ofensiva. Sí, está Roberto Ovelar, quien es claro por los costados, protege bien la pelota y es un gran cabeceador. Sin embargo, no es tan experto en el manejo de la pelota y ahí es necesario que tenga a alguien que lo apoye, que juegue para él. Cuando ingresó Santiago Montoya se apreció mejor la idea del cuadro azul. En cuanto a Santa Fe, lo bueno es que el equipo tiene memorizado su plan de juego. Se pasa, sin mucha elaboración o demora, de la defensa al ataque. La velocidad de Pajoy es importante y el buen trabajo de Ánderson Plata por derecha también ayuda en los planes de Gregorio Pérez. Wilson Morelo es siempre oportuno y ahora lo deberá ser aún más con la llegada de Rubén Bentancourt. Dicho de otra forma, el cuadro cardenal está preparado y será cuestión de que el entrenador elija bien a sus delanteros.

Por último, el Cali, el club que arrastra un problema desde el 2017. La línea defensiva no logra transmitir seguridad. José Sand poco se destacó en 45 minutos y el dolor de cabeza para el DT Gerardo Pelusso es lograr convencer a Roa de sus atributos y que los ponga al servicio del equipo. El fútbol volvió al estadio El Campín, porque siempre habrá ganas de ver buen fútbol.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Dejar así

Agradable

Falta juego

Merecido

Nunca es Tarde