Por: Tatiana Acevedo Guerrero

¿Quién le hará zancadilla a Juan Camilo?

El martes en la noche escuché las propuestas del ministro Juan Camilo Restrepo. 

Su “Política integral de tierras” tiene 6 puntos concretos: restitución de tierras a víctimas del desplazamiento forzoso, formalización de la propiedad rural, mejoras en el acceso a la tierra, extinción de dominio a tierras ilícitas, modernización al catastro e impuesto predial y modificación gradual del uso actual de la tierra.  En su última columna Antonio Caballero augura una tenaz oposición violenta por parte de los “narcoparamilitaroterratenientes”.
 
Creo, sin embargo, que en este caso particular el gobierno no encontrará sus mayores antagonistas en el mundo del narcoparamilitarismo, sino más cerca, en el Congreso de la República y los gremios ganaderos y agricultores.  Propuestas como la que prevé la modernización de los impuestos o los cambios en el uso de la tierra suscitarán, no cabe duda, una reacción  virulenta.
 
En la actualidad los ganaderos colombianos usan aproximadamente 38.6 millones de hectáreas.  Hacen uso extensivo de la tierra, están tecnológicamente atrasados y concentran una importante porción de los incentivos estatales destinados al sector agropecuario. Restrepo, por el contrario,  plantea la reducción de hectáreas aptas para explotaciones ganaderas y estipula, además, la modernización de los impuestos rurales existentes. El encontrón, por tanto, no tardará en llegar.
 
En el pasado no hicieron falta manos ilegales ni violentas para hacerle zancadilla a iniciativas parecidas ya que la propia histeria colectiva de ganaderos y agricultores entorpeció la reforma agraria de Carlos Lleras Restrepo. De “amenaza a las tierras bien explotadas” la tildó el dirigente de la SAC, Arturo Sarmiento. El congresista Emiliani Román afirmó que el desempleo era consecuencia directa de la reforma y doña Bertha Hernández de Ospina Pérez sostuvo, probablemente acalorada, que la reforma era comunista.
 
Y ello para no extendernos en los ataques a quienes participaron en la reforma.  Todo, desde sus cuentas en el banco hasta sus vidas privadas, fue sometido al escrutinio del país.
 
Habrá entonces que estar atentos a la primera arremetida. Intuyo que no vendrá del PIN.

[email protected]

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tatiana Acevedo Guerrero

De sol a sol

La capacidad colectiva de cambiar las cosas

A pesar de ustedes

Gota a gota

Del caney al bulevar