Comunidad y desarrollo

RAP del Eje Cafetero

Noticias destacadas de Opinión

Con el debido respeto por el señor gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, pero la colonia caldense en Bogotá, desde hace muchos años, viene abogando por tener sede propia. Por más buena voluntad que tengan los mandatarios de Risaralda y Quindío para darnos albergue en sus sedes, no pasaremos de ser unos ilustres arrimados y advenedizos. No faltarán los políticos oportunistas y personas quisquillosas que nos saquen a relucir la falta de verraquera, liderazgo y diligencia para tener sede propia en la capital de la república.

El proyecto para la sede de la casa caldense en Bogotá, como ente autosuficiente, está listo, falta únicamente la voluntad política y administrativa del señor gobernador, para que la respalde y así poderla sacar adelante.

Lo primero que deberían hacer los gobernadores de los tres departamentos que conforman la Región Administrativa de Planeación (RAP) del Eje Cafetero es celebrar en la capital de la república un foro de lanzamiento.

Lo anterior daría a conocer la RAP del Eje Cafetero ante los diferentes organismos nacionales e internacionales, con el fin de mostrar de una vez cuáles son las fortalezas y debilidades en proyectos de desarrollo productivo, medioambientales, ecoturísticos, agroindustriales, y desarrollar para la ocasión un kit que contenga: los paisajes del Eje Cafetero, su avicultura, agroturismo, agroindustria y un CD con música propia de la región, cultura, deportes, entre otras actividades.

Si se logra desarrollar esta iniciativa, habremos empezado a dar un paso de vital importancia hacia el futuro para la promoción y desarrollo de la región, que empezará a posicionarse nacional e internacionalmente, pues en dicho foro tendríamos invitados especiales de todos los sectores de la producción del Eje Cafetero, de Colombia y del exterior.

La RAP del Eje Cafetero, después de estar legalizada, permaneció acéfala por varios meses, pues su primer director presentó renuncia, nombrándose últimamente en propiedad a Luis Guillermo Agudelo Ramírez, profesional altamente calificado y con buenos conocimientos sobre la región.

Qué importante que los tres departamentos que conforman el Eje Cafetero se reencuentren, después de más de 50 años de desmembración, con miras a generar planes y programas de desarrollo para la región y sus habitantes.

Es entendido que esta idea viene de años atrás, siendo uno de sus principales impulsores el gobernador de Caldas de la época, Guido Echeverri Piedrahíta, quien motivó a sus colegas de Risaralda y Quindío para darle vida a tan importante iniciativa, que ha surtido todos los trámites de rigor en las tres dumas departamentales y en la Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado de la República.

La región conformada por los tres departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío es todo un emporio de riqueza, que mancomunadamente puede salir adelante, siempre y cuando eso se traduzca en proyectos de desarrollo productivo, medioambiental y comunitario.

Los recursos naturales y humanos de la RAP del Eje Cafetero son impresionantemente abundantes, pero lamentablemente no han existido las fuentes de desarrollo para sacarlos adelante. Por eso, continúo insistiendo, se hace indispensable generar planes y procesos de desarrollo productivo y ambiental, con fundamento en las perspectivas de cada uno de los municipios que conforman la región.

En los municipios, con sus respectivas veredas, existen fuentes primarias de desarrollo, pero lamentablemente se quedan en lo municipal pues les ha faltado presupuesto y canales de comercialización tanto nacionales como internacionales.

Esperamos que ahora, cuando entre la RAP en pleno funcionamiento, se logre implementar en la capital de la república lo que podría ser la embajada del Eje del Cafetero, que sea autosuficiente y disponga de infraestructura para que las colonias de Caldas, Risaralda y Quindío en Bogotá dispongan de un sitio de esparcimiento, cultura y negocios.

Una de las primeras tareas del nuevo director debería ser impulsar en los municipios de la RAP el potencial exportador, promoverlo a través de la casa caldense en Bogotá por medio de una exposición permanente, celebrar ruedas de negocios y de esta forma generar en el Eje Cafetero fuentes de empleo y desarrollo.

Como lo dijimos anteriormente, en cada uno de los municipios de la RAP del Eje Cafetero existen productos de diferente índole que ameritan sacarles la ficha técnica, con el fin de promoverlos en los mercados nacionales e internacionales. Esto solo se logra con los kits de promoción agroindustrial, ecoturística, cultural, medioambiental, etc.

urielos@telmex.net.co

Comparte en redes: