Por: Luis Fernando Montoya

Recuperarse

“El arte del descanso es una parte del arte de trabajar”, John Steinbeck.

Los jugadores de fútbol son seres humanos, merecen y requieren recuperarse, pero como profesionales de alto rendimiento también necesitan cuidarse en su período vacacional para no tardar mucho en volver a tomar la forma cuando lleguen a sus clubes.

El período vacacional es la suspensión temporal de las diferentes actividades que uno realiza, combinado con otro tipo de acciones que conlleven una satisfacción personal. Es la oportunidad para volver a estar cerca de seres queridos que por la profesión se ve suspendida, más si se juega fuera del país, aunque algunos, como los de Europa, no alcanzan a llegar a Colombia y pasan las festividades en su lugar de trabajo y muchas veces son los familiares quienes viajan para compartir estas festividades navideñas y de fin de año.

Las vacaciones son para descansar cuerpo y mente, pilares de la función productiva. Los jugadores deben compartir con sus seres queridos. Algunos realizan actividades altruistas en sus lugares de origen, disfrutan de alimentos que en su período activo no pueden comer. Deben cuidarse mucho del consumo de licor y de otras sustancias nocivas para la salud y practicar actividades deportivas diferentes. Algunos equipos les envían a sus jugadores un plan de trabajo para esta época. La tecnología ayuda mucho hoy en día. Algunos también refuerzan su vida espiritual y fortalecen la parte mental, entre otras cosas.

Hoy en día, nuestros futbolistas son más conscientes de tener un buen descanso por el trabajo interdisciplinario que hacen los clubes. Eso ayuda para que cuando regresen a sus actividades normales como profesionales sea más rápido y fácil su proceso de readaptación psicolaboral.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

El profesor Queiroz

Volvió el fútbol colombiano

Balance del fútbol colombiano

River alzó la Copa

Final a la distancia