Por: Luis Fernando Montoya

Reestructurar el Once

“El mundo rompe a todos, y después, algunos son fuertes en los lugares rotos”: Ernest Hemingway.

El equipo blanco-blanco de Manizales, campeón cuatro veces del fútbol colombiano, campeón de la Copa Libertadores 2004 y subcampeón intercontinental de clubes ese mismo año, tuvo una Liga Águila no para olvidar, sino para analizar y emprender un plan de acción para superar este mal momento.

Un equipo debe tener la capacidad de enfrentar y superar las adversidades teniendo presentes estas características: Detectar las causas de sus problemas. Saber manejar las emociones. Mantener la calma en situaciones de mucha presión. Ser realistas. Confiar en sí mismos. Saber leer las emociones de los otros. Ser capaces de automotivarse. No se preguntan el porqué, sino cómo. Buscar soluciones realistas.

Hay varios aspectos a tener en cuenta en la reestructuración del equipo. Directivos: Deben pensar y actuar como tales, estructurar un plan estratégico en el que estén involucrados todos los estamentos de la organización, con objetivos claros y alcanzables a todo nivel, conformando una nómina altamente competitiva como lo merece un campeón de América. Se requiere una verdadera inversión económica para alcanzar los resultados propuestos.

Equipo técnico: Un conjunto de tal envergadura requiere de un grupo de trabajo de prestigio, de experiencia en equipos grandes, de conocimientos para generar cambios en su funcionamiento. Hoy los equipos grandes requieren trabajar metódicamente todos los aspectos del entrenamiento, físico, técnico, táctico, médico, nutricional y mental, para tener un grupo de jugadores altamente competitivos.

Grupo de jugadores: Tener muy claro el perfil del futbolista que requiere el conjunto, técnicamente bien dotados, que se ajusten a lo que quiere el técnico, que tengan experiencia de jugar en equipos grandes, excelentes seres humanos, que hagan equipo, que se cuiden a nivel personal y tengan el deseo de defender el prestigio de este gran club.

Equipo interinstitucional: Aquí convergen los aficionados, los medios de comunicación, los entes gubernamentales, el personal administrativo del club y la ciudad en general, apoyando e impulsando los objetivos del conjunto albo, todos para el mismo lado, como se logró esa sinergia en 2004.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Ayudarlos

Los mejores

El liderato del Once Caldas

Balance colombiano

Colombia, adelante