Por: J. William Pearl

Reflexiones

La vida da muchas vueltas y el ser humano no siempre está preparado para afrontarla.  Comprenderla es una tarea indispensable y  necesaria para afrontar las dificultades que trae la vida,  y me pregunto si… ¿se puede lograr una vida plena sin afrontar la realidad?

La vida de por si es bien complicada,  si se presentan adversidades es imperativo superarlas, superarlas y enfrentarlas para así poder dar el brinco al  otro lado. No es nada fácil hacerlo, es mucho más fácil escribirlo, pero aún con lo difícil, es necesario hacerlo para sentirse liberado y sobre todo tranquilo.

Uno de las reacciones que se tiende a asumir cuando un problema grave surge es aislarse, lo que hace mucho daño, y no es una manera de  enfrentar la realidad. Muchos lectores se preguntarán   la razón de aislarse, pero es la respuesta a una nueva situación  difícil afrontar y esa es la salida más rápida, no la óptima.

Ser positivo es probablemente la actitud más eficaz que se puede  tomarse  para enfrentar una situación  adversa. Es un cambio de mentalidad que no es fácil de hacer, pero que se puede lograr. El ser humano tiende a pensar negativamente. Sí, es muy difícil ser positivo, pero se puede.  Para dejar de ser negativo tenemos la fuerza de la mente y sobre todo  los pensamientos, si estos son negativos poco se  logra  en cambio sí son positivos, es mucho lo que se puede conseguir.

Tener amigos es muy importante, pues ayudan a hacer más llevadera la vida, las dolencias, las enfermedades mucho  más aguantables. En un estudio de Harvard sobre el particular es claro que tener amigos es el factor más importante en la calidad de vida de una persona. Quien lo creyera, tanta razón tenían los abuelos que se rodeaban de personas,  hoy en día, se comparte menos, pues la nuevas tecnologías nos están aislando.

Hoy en día muchos jóvenes optan por tener más tiempo libre y ganar menos dinero, es una opción de vida  muy respetable, pues las generaciones de más de cuarenta años tienden a trabajar mucho, acumular capital para dejar algo y no nos damos el  gusto de vivir la vida de una manera diferente. Debo admitir que estoy en este grupo y que no me tomo el tiempo necesario para mí. Es una manera diferente de ver la vida  que estoy seriamente evaluando.

Para quienes tenemos hijos es un arma dura, pues cuando están pequeños  los papás son  los ídolos, pero cuando el tiempo transcurre y  los más jóvenes van adquiriendo compromisos, lo que  hace que estén menos pendientes de sus papás. Pero esa es la ley de la vida y el ser humano tiene que entender que seguramente hizo lo mismo que ahora hacen sus hijos y se da cuenta (tarde) que a mayor edad los padres necesitan a los hijos. Estar con ellos es siempre una enorme satisfacción y aun cuando duela mucho es necesario dejar volar a los hijos.

No uso temas personales, pero es increíble y un gran ejemplo para mí, como mi papá a  los ochenta y cuatro años sigue en la batalla, lo que más  le admiro  es su perseverancia en los estudios de mercado que le piden, trabaja largas horas y no se rinde, es un gran ejemplo para mí y para toda su familia.

Muchas veces la realidad es cruel, pero es necesario afrontarla, de lo contrario no se podrá lograr una vida plena, siempre se piensa que la vida de los demás es  fácil, pero no siempre es así, pues  todos tenemos problemas de diferente tipo y para lograr  una vida plena es necesario afrontar la realidad. Vida, que sepamos es solamente  una, esta se pasa muy de prisa y lo que no  se puede hacer, es no afrontar la realidad y vivirla.

832739

2019-01-08T00:00:15-05:00

column

2019-01-08T00:15:01-05:00

jrincon_1275

none

Reflexiones

11

3845

3856

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de J. William Pearl

¿Marino?

Petro

Irán

Machismo

Dilema