Educación y cultura en tiempos digitales

hace 36 mins
Por: Hernán González Rodríguez

Reformas a la OMC

En un documento publicado el 26 de julio pasado, el cual se puede consultar por Google digitando: “India’s proposal for WTO reforms supported by a large mayority of countries”, se menciona que la India lideró ante el Consejo General de la Organización Mundial del Comercio (OMC) una propuesta de reforma firmada por Sudáfrica, Ecuador, Malawi, Túnez, Uganda, Zimbabue y Cuba. Noruega y China conceptuaron en favor de esta reforma. Los Estados Unidos se opusieron a ella.

Destaco en mi traducción y resumen del documento citado que el centro de las discusiones para salvar el libre comercio mundial radica en que los conflictos comerciales derivados de las asimetrías existentes en los estatutos se están dirimiendo en forma unilateral, sin contar con la OMC por culpa de su incompetencia. Ejemplo, Estados Unidos y China.

“Se preocupa la India por la narrativa del lado de los países ricos, especialmente de los Estados Unidos, que desprecian los asuntos de importancia e interés para los países en desarrollo”.

“El embajador de la India ante la OMC afirma que reconoce el Acuerdo de Marruecos, que el comercio internacional no es un fin en sí mismo, sino un medio para contribuir a ciertos objetivos, entre los cuales se incluye asegurar el progreso de los países en la vía del desarrollo, para asegurarles una participación en el comercio internacional ajustada a las necesidades de su progreso económico”.
 
Entre las reformas sugeridas por la India figura reformar la manera como se resuelven los conflictos entre los países. Hoy día, se requieren tres pasos: 1. Los contendores se reúnen y presentan un reporte con sus acuerdos o desacuerdos. 2. Una oficina llamada de Apelaciones en Ginebra (Suiza) recibe el reporte y siete omnipotentes funcionarios de ella bien pueden aprobarlo, modificarlo o reversarlo. 3. El fallo de la oficina de Apelaciones lo remite a otra oficina llamada de Resolución de Conflictos, también en Ginebra, para publicarlo como definitivo, inapelable y con sanciones para quien lo incumpla.

En todos los documentos que he consultado aparecen las oficinas de Apelaciones y Resoluciones como algo sesgado en contra los países en vía de desarrollo. Hasta aquí el documento liderado por la India.

Entre otras reformas específicas destaco la necesidad de regular los cuantiosos subsidios para los sectores agropecuarios de los países ricos, no menores hoy al 10%-20% de sus precios de venta, los cuales terminan causando que países como Colombia importen la tercera parte de los alimentos que consumen.

La necesidad de reglamentar las ventajas asimétricas que los propios estatutos les brindan a los países para autodeclararse como subdesarrollados, cual es el caso de China y de México, ventajas que les permiten impedir el ingreso de aquellas importaciones que afectan, en su opinión unilateral, algunos de sus sectores productivos. O que les admiten ensamblar, por ejemplo, vehículos con partes importadas y exportarlos sin sujetarse a los certificados de origen. Repito, Colombia no puede exportar hoy textiles, porque se elaboran con hilos importados.

901279

2020-01-24T00:00:00-05:00

column

2020-01-24T02:00:46-05:00

jrincon_1275

none

Reformas a la OMC

17

3232

3249

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

La desglobalización está en marcha

Empresa que se cierra no se reabre

Los elevadísimos costos del COVID-19

Dinamarca está pagando los salarios

Raíces del COVID-19 en China