Regalos tributarios y venta de empresas públicas

Noticias destacadas de Opinión

El Centro Democrático tiene en su programa reducir los impuestos a los ricos y achicar el tamaño del Estado. Las dos reformas tributarias que hizo aprobar en 2018 y 2019 representaron una pérdida al Gobierno por $10 billones, más del 1 % del reducido PIB del país. Para compensar la pérdida, el Gobierno ha recurrido a endeudarse en dólares y en pesos; según la ANIF, la deuda pública aumenta tres puntos del PIB entre 2018 y 2021, hasta alcanzar el 53 % del PIB, lo que ya es un tope que no puede sobrepasar. La irresponsabilidad de Carrasquilla le ha costado al país la pérdida del grado de inversión, que otorgan las calificadoras de riesgo, obligándolo a pagar más por el servicio de la deuda y a reducir la cantidad que se le ofrece.

El hueco fiscal cavado con la devolución de impuestos todavía debe ser llenado de alguna manera. Esa es la razón para recurrir a la venta de la vajilla, cuando ya Carrasquilla se comió la venta de la empresa de energía, Isagén, en gasto corriente. Esta acción va en contra de la sanidad financiera que dicta que se venden activos solo para adquirir otros activos; por ejemplo, carreteras 4G, que era la supuesta intención y justificación de su liquidación.

 

Comparte en redes: