Por: Juan Carlos Gómez

Reguladores del mundo

A partir de mañana y hasta el viernes se celebrará en la cálida y amable ciudad de Armenia el 11º Simposio Mundial de Reguladores de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y el 4º Foro Global de Líderes de la Industria.

Este evento, que congrega a los grandes actores de la industria, reviste trascendental importancia, pues es el escenario en donde se empiezan a fraguar muchas de las decisiones acerca de la forma como nos comunicamos los seres del planeta. El tema en esta oportunidad se centrará en la “regulación inteligente para la banda ancha”. En el mundo entero ya se han logrado importantísimos avances en el cubrimiento de los servicios de voz. El reto ahora es multiplicar la penetración de la banda ancha para superar la brecha social y económica. El cumplimiento de este objetivo ciertamente requiere muchísimo dinero, pero también depende en buena parte de las decisiones de política que tomen los reguladores de cada país.

Las comisiones de regulación en Colombia se crearon en los años noventa cuando se generó una verdadera revolución en la prestación de los servicios públicos domiciliarios en nuestro país, caracterizada principalmente por la apertura a la competencia y la vinculación del capital privado a sectores en donde sólo existían empresas públicas.

En ejercicio de sus funciones las comisiones de regulación de los distintos servicios —comunicaciones (CRC), agua y saneamiento básico (CRA), energía y gas (CREG)— han creado las normas jurídicas y técnicas de las que depende la cobertura y la calidad de esos servicios. Su labor generalmente pasa desapercibida, con todo y que tienen un poder inmenso, en muchos aspectos equiparable al de los congresistas.

En el caso de la CRC, esta entidad empezó siendo únicamente reguladora del servicio de telefonía fija. Gracias a la calidad profesional de casi todos los que han ocupado el cargo de comisionados y a los resultados de sus decisiones, a este organismo poco a poco se le han ido sumando más servicios (celular, internet, postal). Incluso, se dice que se le encargaría a la CRC la regulación de la redes de televisión. Tanta carga puede ser una amenaza para la eficiencia con la que generalmente ha cumplido su tarea.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Juan Carlos Gómez

La fusión AT&T-Time Warner: causa finita

A legislar en serio

Chimérica, ¿ya empezó el fin?

Colombia, lugar 130 en libertad de prensa

Mayo del 68: la imaginación al poder