Por: Columnista invitado

Reinarán por siempre

Luego de ver los escasos 9,8 de ‘rating’ que marcó el Concurso Nacional de Belleza, uno de los más bajos en años, queda claro que este evento cada vez provoca menos interés. Pero que no vengan a decir que el reinado no sirve de nada.

¡Claro que sirve! Es el ‘reality’ que corona a una potencial protagonista de novela, la cantera de las grandes divas de la TV colombiana. Y cuando digo diva no me refiero al tipo de diva insoportable como la Grisales (que Dios me coja confesado) y mucho menos a Diva Jessurum, sino a divas de verdad, mujeres que con su belleza y trabajo frente a las cámaras dejan claro que a los reinados no sólo van tontas, como algunos creen. Del reino de don Raimundo han salido muchas de las caras que adornan la televisión, ya sea como presentadoras o como actrices cotizadas.

La Mencha, Margarita Rosa de Francisco, Señorita Valle en 1985, hizo su debut como actriz en ‘Gallito Ramírez’ y años más tarde nos mostró más que sus atributos artísticos en ‘Los pecados de Inés de Hinojosa’, pero fue en la novela ‘Café’, interpretando a la inolvidable Gaviota, donde demostró que era mucho más que una cara bonita. En 2008, con su aparición de tan solo 10 minutos en la película ‘Paraíso travel’ y con su personaje de Pilar Carrasco en ‘Correo de inocentes’, dejó claro por qué es una de las mejores actrices del país.

En 1994, Carolina Gómez fue virreina universal. Once años más tarde protagonizó ‘La viuda de la mafia’, consiguiendo el premio como mejor actriz protagónica en los TV y Novelas. Luego, en 2011 con ‘A corazón abierto’, logró conquistar el premio a mejor antagónica. Ahora, todas las noches les da lecciones de cómo salvar una escena a sus galanes de turno en ‘Mentiras perfectas’. Con su personaje de Bárbara, una mujer maltratada por su marido, Valerie Domínguez, Señorita Colombia 2005, cautivó a los seguidores de ‘El ultimo matrimonio feliz’ y le significó una nominación como mejor actriz, superada tan solo por la gran Alejandra Borrero, compañera en la misma novela. Valerie demostró además que los caballeros no sólo las prefieren brutas sino buenas actrices y que Agro Ingreso Seguro no fue más que el novelón de su vida.

Paola Turbay, virreina universal en 1992, llegó a las grandes ligas participando en varias exitosas series gringas, y lo ha hecho tan bien que se llegó a decir que podría ser candidata para interpretar en el cine a la mujer maravilla. Kathy Sáenz, a pesar de no haber sido Señorita Colombia ha ganado dos premios India Catalina y dos TV y Novelas, dos de ellos por su participación en ‘Pura sangre’. Son muchas las reinas que han incursionado en la televisión, unas con más éxito y reconocimiento que otras: Eileen Roca, Michelle Rouillard, Andrea Noceti y Taliana Vargas, quien a pesar de haber obtenido dos premios por ‘El Ídolo’ no han demostrado estar a la altura de sus antecesoras. Como van las cosas, estoy seguro de que deberían realizar el concurso de belleza señorito Colombia, a ver si de allí sale lo que hemos buscado durante años, un galán colombiano que valga la pena.

 

 

 Jota Sherman

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

El Tratado de Tordesillas en Rusia

Educación: de la protesta a las propuestas

Antropología del voto

El voto por las tierras

Electricidad o vida