¿Qué se sabe de la recaptura de Aida Merlano?

hace 3 horas
Por: J. William Pearl

Responsabilidad

Los graves incendios en la Amazonia afectan más que todo a Brasil. Esta selva, que cubre diferentes países, aporta al planeta entre 17% y 21% del agua dulce, pero solamente Brasil tiene el 60% de los 6,7 millones de kilómetros cuadrados que la comprenden. Esto quiere decir que todo el planeta necesita de la Amazonia, pero la contribución económica que antes asumía Noruega casi en su totalidad dejó de hacerse. ¿Si el mundo quiere mantenerla como un pulmón, debe hacer aportes en dinero?

Una de las consecuencias más graves si se sigue extinguiendo la Amazonia es que se acaba el pulmón del mundo. Todo ser vivo necesita respirar y eso es innegable. Pero, al paso que vamos, en un tiempo será cada vez más difícil de lograr. Es evidente que esta generación no será testigo de este problema, pero somos responsables del tipo de planeta que dejemos a las generaciones que vienen y aparentemente no lo estamos haciendo bien.

Se calcula que la Amazonia alberga 6.000 especies de animales, si estas se pierden sería irreparable para el planeta. También juega un papel importantísimo como regulador del clima; la función que cumple en la generación de lluvia es esencial para el planeta, pues da a las nubes lo necesario para poder producirla. La deforestación trae graves consecuencias, aunque a corto plazo beneficia económicamente a algunos. 

La explotación minera es un ejemplo de cómo se apela a la deforestación para lograr lucro económico, ya que requiere de la construcción de carreteras para tener acceso, se expande la agricultura y naturalmente se sigue desforestando cada vez más.

En São Paulo, ubicada a 3.000 kilómetros de los incendios, oscureció a las tres de la tarde el 19 de agosto. Es claro que es un efecto de los incendios y rompe el ciclo natural de la tierra, la cual se ve afectada por estos eventos que unos dicen que los fomentó el gobierno, y este dice que fueron algunas ONG.

La Amazonia es considerada el pulmón del mundo y es claro que para que exista vida los seres necesitan respirar. El problema está geográficamente ubicado en Brasil y los demás países que componen la Amazonía, es por esto que si el planeta necesita que se conserve la selva, debe contribuir económicamente a mantener ese estatus. 

Con el crecimiento de la población, deben explotarse otras áreas donde se pueda cultivar y descartar a la Amazonia como opción. El planeta necesita mantener ese pulmón, de lo contrario no habrá selva amazónica.

Esta columna aparecerá de nuevo el 6 de octubre.

879182

2019-09-03T00:00:00-05:00

column

2019-09-03T04:46:10-05:00

jrincon_1275

none

Responsabilidad

15

2626

2641

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de J. William Pearl

Irán

Machismo

Dilema

Descomposición

Vecindario