Crítico Gastronómico

Restaurante Sant Just

Noticias destacadas de Opinión

Este restaurante francés, además de su sede en el barrio La Candelaria, tenía una sede en la vía a La Calera especializada en bagels, y se reacomodó para la cuarentena trasladando esta a su sede del restaurante y potenciando los domicilios, con una carta especial con menos opciones, los trozos de los ingredientes un poco mas grandes y platos resistentes al transporte.

El nombre en honor de Louis Antoine Sant Just, un protagonista muy activo de la Revolución Francesa a finales del siglo XVIII.

En la carta, la crema de zapallo asado con jengibre y aceite de oliva, y la crema de tomate, ambas muy buenas, aunque no excepcionales.

Un fuerte aplauso por los dos platos de pato, el magret -de la pechuga- y el cuisse -la pierna-. Fuera de serie, con la piel crocante, de saborear y disfrutar cada bocado de esta exquisita carne. Aunque es muy bajo el consumo de pato en nuestro país, ha venido conquistando corazones y ya aparece en la carta de un número grande de restaurantes en varias ciudades.

Para paladear el cordero a la plancha con puré de cubios, y la salchicha Sant Just con grasa de pato, miel de la Sierra Nevada y choucroute. El tradicional choucroute, originario de Europa Central, de repollo cocinado y luego fermentado durante varios días o semanas.

Casi todos estos platos acompañados del conocido ratatouille y del gratin dauphinois, este último compuesto de tajadas de papa, preparadas con crema de leche, romero, laurel y ajo. Un plato con origen en la ciudad francesa de Gap. Una encantadora sorpresa encontrar algunas chuguas confitadas incorporadas al ratatouille. Un hit esta fusión franco-cundiboyacense.

De postres dos opciones de crème brûlée, una de vainilla de Antioquia y otra de café y del polvo mambé. Una delicia. Otra exitosa fusión galo-colombiana.

Cocina auténtica francesa, con utilización de ingredientes locales, muy placentera al paladar y a la vista. Tiene la enorme bondad de contar con domiciliarios propios. A pesar del transporte y el tiempo que demanda, los platos se preservan muy bien. Un gran aplauso para su chef Damian Noirard por su tenacidad en activar el restaurante en esta coyuntura, ejemplarmente y brindando alta calidad.

Evaluación VSEG Valor Social Empresarial Gastronómico: Excelente, con honores.

Teléfonos: 322 857 7702 y 477 7555. Calle 16A # 2-73, La Candelaria, Bogotá. santjustbogota@gmail.com

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.