Crítico Gastronómico

Restaurante Sant Just

Noticias destacadas de Opinión

Este restaurante francés, además de su sede en el barrio La Candelaria, tenía una sede en la vía a La Calera especializada en bagels, y se reacomodó para la cuarentena trasladando esta a su sede del restaurante y potenciando los domicilios, con una carta especial con menos opciones, los trozos de los ingredientes un poco mas grandes y platos resistentes al transporte.

El nombre en honor de Louis Antoine Sant Just, un protagonista muy activo de la Revolución Francesa a finales del siglo XVIII.

En la carta, la crema de zapallo asado con jengibre y aceite de oliva, y la crema de tomate, ambas muy buenas, aunque no excepcionales.

Un fuerte aplauso por los dos platos de pato, el magret -de la pechuga- y el cuisse -la pierna-. Fuera de serie, con la piel crocante, de saborear y disfrutar cada bocado de esta exquisita carne. Aunque es muy bajo el consumo de pato en nuestro país, ha venido conquistando corazones y ya aparece en la carta de un número grande de restaurantes en varias ciudades.

Para paladear el cordero a la plancha con puré de cubios, y la salchicha Sant Just con grasa de pato, miel de la Sierra Nevada y choucroute. El tradicional choucroute, originario de Europa Central, de repollo cocinado y luego fermentado durante varios días o semanas.

Casi todos estos platos acompañados del conocido ratatouille y del gratin dauphinois, este último compuesto de tajadas de papa, preparadas con crema de leche, romero, laurel y ajo. Un plato con origen en la ciudad francesa de Gap. Una encantadora sorpresa encontrar algunas chuguas confitadas incorporadas al ratatouille. Un hit esta fusión franco-cundiboyacense.

De postres dos opciones de crème brûlée, una de vainilla de Antioquia y otra de café y del polvo mambé. Una delicia. Otra exitosa fusión galo-colombiana.

Cocina auténtica francesa, con utilización de ingredientes locales, muy placentera al paladar y a la vista. Tiene la enorme bondad de contar con domiciliarios propios. A pesar del transporte y el tiempo que demanda, los platos se preservan muy bien. Un gran aplauso para su chef Damian Noirard por su tenacidad en activar el restaurante en esta coyuntura, ejemplarmente y brindando alta calidad.

Evaluación VSEG Valor Social Empresarial Gastronómico: Excelente, con honores.

Teléfonos: 322 857 7702 y 477 7555. Calle 16A # 2-73, La Candelaria, Bogotá. santjustbogota@gmail.com

Comparte en redes: