Por: Para serle franco
Para serle Franco

Restaurante Zekkei, en Bucaramanga

Restaurante para disfrutar comida fusión peruano-asiática en la ciudad bonita de Bucaramanga. En el recinto principal, el protagonista sin duda es un colosal nido de pájaros construido con vigas y travesaños de madera, debajo del cual se encuentra la cocina, y dentro del nido se alojan la mesa teppanyaki y el segundo piso del restaurante.

De gran mérito el chef José Infante, quien logra mantener el nivel de la calidad y de la presentación de sus platos.

Platillos como el min pao, un panecillo hecho al vapor y no el horno, también conocido como bao, de color blanco, redondo y relleno en este caso de cerdo en salsa. Las gyozas, la tradicional empanadita japonesa de masa muy delgada y rellena de cerdo y col china. El edamame, frijolito de soya verde hervido y servido dentro de su vaina, y espolvoreado con sal y un picante suave, una maravilla por fortuna ya presente en muchos restaurantes y bares colombianos.

Un aplauso para el tiradito de pescado blanco, marinado en salsa de ají amarillo y coronado con salsa chalaca —del sector de Chacao en Lima—, una salsa de cebolla tomate cilantro limón y ají limo, todos cortados muy finamente.

Un segundo aplauso para el pescado al estilo peruano, servido en un nido de hilos de camote, bañado en tiradito de ají amarillo y con salsa chalaquita y la canchita chulpi, el maíz tostado, ingrediente típico de la cocina peruana. El camote, también conocido como boniato o batata dulce, de hermoso color zapote, todo un tesoro de la gastronomía suramericana. Tubérculo originario del Perú y ahora cultivado con mucho éxito en Colombia, y además muy rico en vitaminas y antioxidantes.

El lomo en teriyaki, carne tierna en trozos acompañado de arroz al wok con vegetales, óptimo para aquellos que desean un plato fresco suave y moderado en condimentos.

En la pastelería se destacan el mousse de uchuva con yogur griego y el volcán zekkei de chocolate relleno de maracuyá, acompañado de helado de limón y de una quenelle, una especie de tortica ovalada de harina.

En definitiva, un lugar emblemático con diseño arquitectónico moderno, muy hermoso y superamplio, que les aporta a los santandereanos una carta gastronómica peruano-asiática robusta y muy valiosa en Bucaramanga.

Evaluación del índice CLAP de calidad-local-atención-precio: MUY BUENO.

Dirección: calle 42 Nº 29-83, en Bucaramanga. Teléfono: 317 573 8913.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Para serle franco

El restaurante Mishiguene

Restaurante La Pinta

Restaurante Celele, en Cartagena

Restaurante CUON en Medellín

Restaurante Il Tinello