Riesgos

Noticias destacadas de Opinión

La epidemia del COVID-19 en América del Sur ha tenido una evolución más favorable que la registrada en Europa y Estados Unidos.

En los 30 días después del centésimo contagiado, el número de estos por millón de habitantes fue 63 en Colombia, 51 en Argentina, 304 en Perú, 340 en Chile y 431 en Ecuador. Cuando se comparan estos números con los correspondientes en Estados Unidos y Europa, la diferencia es asombrosa: 1.113 en EE.UU., 2.036 en España, 1.148 en Italia, 864 en Alemania, 429 en Suecia y 798 en Noruega. En estos países la epidemia comenzó antes que en Suramérica, y los contagiados actuales por millón son: en EE. UU.: 1.877 (732.000), en España: 4.054 (192.00), Italia: 2.862 (176.000), Suecia: 1.278 (14.000), Noruega: 1.292 (7.036) y Alemania: 1.700 (143.000). Entre paréntesis están en valores absolutos los hoy contagiados. Hay hipótesis que buscan una explicación: prevalencia de ciertos grupos sanguíneos, estructura de edad, inmunidad al COVID-19 proveniente de vacunas contra la tuberculosis que se aplicaban en América Latina hasta hace 40 o 50 años. Otra posible razón es que en América del Sur los países decretaron cuarentenas en las primeras etapas de la epidemia.

En Colombia la curva de contagios continúa con crecimiento geométrico, con periodos de duplicación crecientes, alejándose la catástrofe del colapso del sistema hospitalario. En la última semana el periodo de duplicación llegó a 15 días y en la primera semana después de los primeros 100 contagiados era de 3,3 días; si hubiera continuado esa tendencia, el sistema de salud estaría a punto de colapsar. (Los cálculos se hicieron con promedios móviles de tres días).

Una decisión difícil es definir el momento adecuado para el levantamiento de las medidas que imponen la cuarentena. Se debe tener una claridad que permita responder las siguientes preguntas: ¿cuál es la probabilidad de que una vez levantada la cuarentena el periodo de duplicación del contagio no se reduzca? ¿Cuál es la probabilidad de que siga creciendo como lo ha hecho las ultimas tres semanas? La tasa de crecimiento debe reducirse a un valor cercano a cero para no poner en riesgo el sistema de salud. ¿Qué probabilidad se considera aceptable en cada caso? Es totalmente diferente el efecto sobre la disminución del periodo de duplicación del contagio cuando hay 100 infectados que cuando hay 3.800. A menos que se tenga una altísima certeza de que no se reducirá el periodo de duplicación y que por el contrario este seguirá evolucionando favorablemente, es altamente arriesgado tomar medidas que estimulen la propagación de la epidemia.

La Sociedad Colombiana de Matemáticas está promoviendo una investigación que se espera permita responder estos interrogantes. ¿Por qué no pensar en extenderla unos pocos días más para tener mejores elementos de juicio? Probabilidades tan bajas como 1 en 1.000 no son tolerables en casos de riesgo de vidas humanas. ¿Alguien viajaría en un avión si la probabilidad de que muera en el viaje es de 1 en 1.000? Por supuesto que no. La probabilidad real es de 1 en 11 millones. En 2017 hubo 44 muertos en la aviación comercial y 556 en 2018 . El número de pasajeros fue de cerca de 4.500 millones en 2018.

En la última semana (promedios móviles) la ocupación de las UCI ha pasado de 94 a 105, y las camas hospitalarias redujeron su ocupación de 315 a 301.

* Esta columna fue escrita con datos al 19 de abril de 2020.

Comparte en redes: