Robledo precisa

No resume bien El Espectador (junio 18/08) lo que dije sobre la reunión de César Gaviria y Luis Eduardo Garzón con respecto al referendo reeleccionista y a la escogencia de un candidato para las elecciones de 2010.

La decisión sobre la candidatura presidencial del Polo Democrático Alternativo no puede tomarla solo ningún dirigente del Partido. Según los Estatutos, eso lo decide la Dirección Nacional o una consulta entre precandidatos miembros del Polo en la que votan los afiliados al Partido. Y un mecanismo similar debe usarse para las alianzas.

Es obvio que el Polo debe unirse con el Partido Liberal y con los demás sectores que se oponen al proyecto antidemocrático de reelección de Álvaro Uribe, aun cuando mantengamos diferencias en otros temas. Así sucedió con el referendo que promovimos juntos contra el recorte de las transferencias.

Pero sería un grave error que el candidato presidencial del Polo tuviera como único norte programático oponerse a la reelección. Porque nuestra contradicción con Álvaro Uribe no es personal, sino con su programa económico, social y político que arruina al país, lo que quiere decir que tenemos los mismos antagonismos con quien defienda esos puntos de vista, así se llame de otra manera. El antiuribismo que debe expresar el candidato del Polo representa su compromiso de educar en el debate sobre las concepciones retardatarias de Uribe y de no gobernar a Colombia con esas orientaciones.

Con franqueza hay que decir, entonces, que no resulta fácil llegar a acuerdos sobre candidaturas con personajes como César Gaviria, con quien nos separan diferencias tan profundas como las que tenemos sobre el neoliberalismo y el “libre comercio”.

De otra parte, para efecto de los fines del Polo Democrático Alternativo —que son diferentes a los de las demás organizaciones políticas—, lo más conveniente es tener candidato presidencial propio, hecho que no excluye llegar a acuerdos en este sentido con otros sectores, y más cuando con Carlos Gaviria obtuvimos la mayor votación de la izquierda en la historia de Colombia.

Unidad sin sectarismos, sí, pero también sin ambigüedades, porque no buscamos ser administradores del statu quo.

Jorge Enrique Robledo. Bogotá.

Más del metro

En la edición del 17 de junio se publica un resumen del desempeño técnico de cada una de las seis firmas que han sido preseleccionadas para realizar los estudios para la construcción de la primera línea del metro para Bogotá.

Puesto que este tema reviste gran importancia para el futuro de la ciudad, me parece oportuno que en una próxima edición ampliaran varios de los temas allí planteados, que no son por su naturaleza del dominio público: una explicación sobre el significado de los términos estructuración técnica, legal y financiera del proyecto, es decir, en qué consiste cada una de estas etapas y cuáles son los criterios para decidir cuál de las firmas preseleccionadas cumple a cabalidad con todos ellos.

Deberían dedicarle más espacio a este tema y menos a otros que se consideran light, tales como temas de farándula que en ocasiones saturan al lector.

Manuel Motta Otero. Bogotá.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Lectores opinan

La cofradía del santo reproche

No entiendo por qué no entienden

Al oído de los conjueces

De igualdades y discriminaciones

De Julio Londoño sobre una columna