Por: Antonio Casale

Rodear

Tras la victoria frente a Brasil James Rodríguez dijo que después del juego ante Venezuela sintieron que los habíamos dejado solos y que perder es normal en el fútbol. Pidió que los rodeemos en la victoria tanto como en la derrota.

Un poco más fuerte con sus palabras fue Pablo Armero, quien también dedicó la victoria a la prensa que abandonó al equipo.

Es cierto que los jugadores deben entender que el fútbol es un catalizador de emociones. Inconscientemente la sociedad endilga a los futbolistas la responsabilidad de lograr lo que en la vida es imposible, ganar siempre. Pero también tienen razón en su pedido, pues estamos creando una nueva cultura deportiva alrededor de esta selección. Se está gestando una manera de pensar ganadora como la que nunca habíamos tenido y en la derrota se conoce al verdadero vencedor que no es otra cosa que un buen perdedor. Saber asumir las derrotas, esa es la clave. El domingo Colombia cayó porque el rival jugó bien y los nuestros no tanto. El miércoles fue al revés. Para el fútbol y la vida cotidiana es hora de aprender que perder contra Venezuela y ganarle a Brasil hace parte de la normalidad de nuestro realismo mágico.

En cuanto a la prensa, es bueno que los jugadores sepan que existen unas obsoletas formas de ejercer el oficio que poco a poco están entrando es desuso. El hecho de que hablen duro no quiere decir que tengan la razón ni que el pueblo adopte como ciertas sus posturas. La gente cada vez sabe más de fútbol y no necesita que le dicten cátedra. Pero aún a ellos hay que aceptarlos. Al otro lado están quienes para quedar bien con los futbolistas y directivos se convierten en voceros de sus intereses y jamás se atreven a cuestionarlos. Tampoco hacen bien.

El ejercicio de un periodismo acorde con la nueva cultura deportiva, exige rodear a la selección en las buenas y en las malas, pero también exige la opinión, aunque mesurada. Rodear es entender que la derrota, más que la victoria, es permanente compañera de la vida de todos. Rodear es esperar para analizar con cabeza fría las campañas por encima de los partidos.

Es válido el llamado de atención de James y Armero. El partido de hoy ante Perú es una linda oportunidad de demostrar que hemos aprendido a rodear.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Antonio Casale

Los valientes

A mejorar el espectáculo, señores

¿La Final del mundo o el final del fútbol?

Fútbol, tacón, TV

Jugar los clásicos