Siga en vivo el debate de control político al ministro de Hacienda

hace 4 horas
Por: Luis Fernando Montoya

Rodó el balón

“El triunfo no está en vencer siempre, sino en nunca desanimarse” Napoleón Bonaparte.

Empezó la Liga Águila I, con 20 equipos. Al final no habrá octogonal, hubo árbitros en promoción, jugadores colombianos repatriados, buenas presentaciones de extranjeros, los equipos que ascendieron no desentonaron y se dio la bienvenida al nuevo patrocinador.

El éxito de cualquier equipo dependerá de las capacidades individuales de sus miembros, pero también de cómo logre obtener la suficiente habilidad para resolver sus propios problemas y para regular, reforzar y perpetuar las interacciones del equipo. El éxito depende de comprender estos problemas y de actuar de acuerdo con esta compresión. Sólo se tiene éxito cuando se hace lo indicado en el momento oportuno.

Desde ya, los equipos conocen los torneos que van a enfrentar y cómo lo deben hacer, por eso se preparan de la mejor manera para poder conseguir los objetivos propuestos. Los 20 clubes hicieron el mejor esfuerzo por conformar nóminas competitivas y darles a sus aficionados mejores satisfacciones.

Medellín: es uno de los que más se reforzaron con el objetivo principal de ser campeón. Debe jugar bien y darle una nueva satisfacción a su gran afición, como lo hizo en su primer partido venciendo de visitante al Once Caldas. Por su experiencia y buen fútbol, llegaron Antony Silva, Juan Caicedo, Hernán Echalar y Juan David Pérez, entre otros.

Equidad: contrató un cuerpo técnico de experiencia, ganadores, conocedores: Santiago Escobar, Juan C. Ángel y el legendario Chonto Herrera. En su primer juego mostró parte del buen trabajo que están haciendo junto al buen jugador peruano Andy Pando y Jean Carlo Blanco.

Santa Fe: el actual campeón. Sus objetivos principales estarán en la Libertadores y la Sudamericana. A la buena nómina se sumaron Luis Páez y Luis Quiñones.

Millonarios: el aplazamiento del primer partido no ha permitido ver el trabajo de su técnico, Ricardo Lunari, y de sus nuevas figuras, Insúa y Silva, entre otras, para volver a poner en los lugares de privilegio al equipo embajador.

Cúcuta: el nuevo ascendido mostró juego, trabajo colectivo y una gran afición para ser protagonista en la A de la mano de su técnico Alberto Suárez, de Edwards Jiménez y su gran capitán, Gerardo Bedoya.

Nacional: salieron varios jugadores importantes. Los que llegaron deben comprender que están en uno de los equipos más importantes de Colombia.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Balance colombiano

Colombia, adelante

Vuelve Colombia

Equidad, muy bien

Nacional: aún se puede