Por: José Fernando Isaza

Salir del cuadrado

UN JUEGO DE INGENIO CONSISTE EN unir con cuatro rectas, sin levantar la mano, nueve puntos dispuestos en tres filas con igual separación horizontal y vertical. Sin salirse del cuadro limitado por los puntos, no es posible lograrlo.

Una solución se obtiene sacando las líneas del cuadrado. Por alguna razón se piensa que, aun sin existir la restricción, las líneas deben estar dentro del cuadrado. Obviando la limitación no impuesta se encuentra la solución.

Las mentes analíticas, que son de pensamiento crítico, encuentran soluciones y explicaciones a los hechos de la vida y de la naturaleza planteando ideas que se alejan y contradicen al sentido común y las opiniones mayoritarias.

El químico Rakesh K. Jain, integrando herramientas de biología, ingeniería, física y matemáticas ha logrado producir una droga que ha mostrado efectividad para tratar el cáncer. Por supuesto no tiene ciento por ciento de efectividad, pues no es la cura contra esta enfermedad. La droga, avastina, se denomina la droga paradójica, pues mata los tumores reparándolos. El cáncer destruye los vasos sanguíneos, por lo cual al aplicar quimio o radioterapia el bajo nivel de oxígeno limita la eficacia del tratamiento. Al reconstruir los vasos, el tumor puede crecer más rápido, pero al mismo tiempo las drogas que lo atacan actúan eficazmente al encontrar los vasos sanguíneos utilizables; el resultado es generalmente una disminución del tumor.

Una de las bacterias más agresivas es el estafilococo dorado, que se encuentra en ambientes asépticos como las salas de cirugía. Es muy resistente a los antibióticos. La muerte de un paciente con estafilococo dorado se debe al choque de la respuesta excesiva del sistema inmune. La investigación se desarrolla en el sentido de atenuar esta respuesta inmune. Para la bacteria es más eficaz vivir en el organismo y no matarlo. La idea se deduce al observar que un alto porcentaje de personas portadores del estafilococo dorado no desarrollan ningún problema infeccioso. El sentido común hubiera privilegiado antibióticos más potentes.

Cuando la opinión mayoritaria veía que las piedras caían a la tierra, pero que la Luna no, Newton vio que la Luna también caía, que de no hacerlo se alejaría indefinidamente de la Tierra, la caída hace que orbite alrededor del planeta.

La mayoría también creía que el estado natural de un cuerpo es el reposo, o el movimiento circular. Galileo se aleja de esta creencia y postula que el estado natural es el movimiento rectilíneo, y al reposo llegan los cuerpos por efecto del rozamiento; cuando no hay fuerzas externas las trayectorias son rectilíneas, no circulares.

Durante cerca de veinticinco siglos se trató de demostrar el postulado de las paralelas de Euclides. Por un punto exterior a una recta sólo puede trazarse una única paralela. Lobachevski y Bolyai se alejan del sentir popular y se preguntan: ¿será cierta esta hipótesis? Al negarla se crean las geometrías no euclidianas. Éstas modelan el universo de la relatividad general. Gauss, quien intuyó antes la existencia de estas geometrías, no salió del cuadrado, y sólo publicó sus resultados posterior a las otras matemáticas.

Por supuesto que un país en que se acusa de terrorista a quien no elogia y acepta las verdades oficiales no es el ambiente más propicio para el desarrollo del pensamiento crítico y original.

* Rector Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Buscar columnista

Últimas Columnas de José Fernando Isaza