Por: Luis Fernando Montoya

Santa Fe: tranquilidad

“Olvídate de intentar comprender todos los acontecimientos de la vida y serás mil veces más feliz”: Scott Shaw.

En el comienzo del torneo del fútbol colombiano se presentaron varios hechos de importancia y entre ellos la presentación del Independiente Santa Fe, que amerita un análisis cuidadoso por lo que pudo significar un triunfo de buena manera, de local y ante un grande del fútbol como Atlético Nacional.

Varios aspectos para tener en cuenta:

1. Cuerpo técnico: Llegó un estratega como Hernán Darío Gómez a la cabeza del grupo, lleno de más madurez futbolística, de mayor recorrido en el fútbol (15 años sin dirigir en Colombia), acumula experiencia internacional y conocedor del medio. En estos primeros días de trabajo mostró su categoría, pero apenas inicia en trabajar su idea táctica que requiere de más tiempo. Por eso es sano que este comienzo se tome con la mayor tranquilidad posible. Para destacar en la parte táctica del equipo su buena recuperación de la pelota, como trabaja su doble línea de cuatro y la forma como desgasta al rival.

2. Jugadores: La actitud y disponibilidad del futbolista en el terreno para poner en práctica lo planeado por el técnico es básico. Se vio un equipo comprometido con la causa, solidario en la cancha, alegre para jugar, serio para sostener el resultado y se volvieron a encontrar con su nivel futbolístico Luis Fernando Mosquera, vivo, rápido, concentrado y eficaz a la hora de definir; Daniel Néculman ratificó su cuota goleadora que lo caracterizó en la liga ecuatoriana; Francisco Delgado retomó su nivel, y para mí el buen comienzo de un jugador que ha sido de selección: Yulián Anchico.

Seguramente que ya pasó la felicidad, es hora de fortalecer el trabajo táctico, de tener la mente  clara que un resultado positivo hay que procurar ratificarlo en el siguiente partido y que lo mejor que le puede pasar al equipo es “entender y comprender que el torneo apenas comienza”.

Le veo un torneo promisorio al equipo albirrojo, y a los directivos y a la afición, les sugiero apoyo mesurado.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya