Siga en vivo el debate de control político al ministro de Hacienda

hace 3 horas
Por: Cartas de los lectores

Santa Marta y la consulta liberal

Nuestra ciudad de Santa Marta está siendo visitada por muchas personas; deportistas, turistas, medios de información, y por ello el jefe del Ministerio Público escogió este momento para suspender de sus funciones al señor alcalde de la ciudad, funcionario honesto, honrado, que sólo trabaja por la ciudad –y ahí están los resultados–, pero según la opinión del jefe del órgano de control que lo inhabilitó por tres meses para el desempeño de sus funciones, nuestro alcalde cometió una falta gravísima por el solo hecho de invitar a su amigo, el exalcalde Carlos Caicedo, a la inauguración de los Juegos Bolivarianos y por ello, sin más ni más, sino haciendo uso de una norma del CUD, lo separó del cargo, dizque para combatir la corrupción y para que con su actuar no influyera en las elecciones presidenciales del próximo año. Qué barbaridad, y todavía no hay candidatos inscritos.

Pero veamos cómo son las cosas en nuestro país: a nuestro alcalde se le suspende del cargo por una supuesta falta gravísima, en cambio a los que despilfarraron $40.000 millones de pesos en ocho horas seguramente nada les pasará, tanta plata en una consulta que el pueblo rechazó, el pueblo les dijo que no quiere saber nada de ellos, pero se malgastaron la plata, y con el argumento de que la democracia cuesta.

Eso que sucedió el domingo pasado 19 de noviembre con la llamada consulta del Partido –en mil pedazos– Liberal no es una falta gravísima, no señor, eso es un crimen que deber ser investigado y sancionar a los responsables de tamaño despilfarro del dinero de los más pobres de este país, como los niños de La Guajira. Uno se queda perplejo y sólo atina a preguntarse: ¿Será que en nuestro país no habrá una cosa más importante para invertir tan elevada suma de dinero? ¿Dónde están los órganos de control para que de prisa, como hicieron con nuestro alcalde, procedan a abrir las investigaciones del caso y recuperar ese dinero?

Señor fiscal, señor contralor, señor procurador, es urgente saber a dónde fue a parar esa enorme suma de dinero, por cuanto hay muchos niños en La Guajira y en el Chocó que se mueren de hambre y de sed y de toda suerte de enfermedades. Esta mañana escuchaba al periodista J. Mario Valencia indignado con tal situación y se refería a ese hecho, al de los $40.000 millones, como una idiotez, como una vergüenza. No señor, don J. se quedó corto, eso es un crimen, se les quitó el pan de la boca a muchos niños en La Guajira. Eso hay que investigarlo porque es un crimen.

Y que no diga algún candidato desgastado que el pueblo le mostró su rechazo, que ese es el precio de la democracia.

Maximiliano Iglesias Márquez.

 

Envíe sus cartas a [email protected].

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

El posconflicto

Más sobre los impuestos mineros

De la Drummond y sus impuestos