Por: Luis Carvajal Basto

Santos vs Noemí

De acuerdo con los resultados de las elecciones de Congreso, estos dos candidatos irán a segunda vuelta en la elección Presidencial.

Los pronósticos acerca de las presidenciales se simplifican con los resultados de la consulta conservadora y la pregunta que surge, en términos de las alianzas que se conformarán, es sí al unificarse los votos de ese partido, puede esperarse lo mismo por parte de los aspirantes de origen Liberal, conforme se ha especulado.

La respuesta es negativa dadas las circunstancias políticas. El Uribismo Liberal votará por Santos en primera vuelta y también muchos Conservadores, pero parece más probable,  en segunda vuelta, una alianza entre el Liberalismo de Rafael Pardo y Noemí Sanín, si se tienen en cuenta los antecedentes más próximos y la convergencia de esos dos candidatos con el ex Presidente Pastrana. También se puede esperar que allí lleguen sectores independientes como el de Antanas Mockus, que en elecciones anteriores fue fórmula de Noemí.

Aparte de la imagen de los candidatos, que pesará de manera definitiva en las presidenciales, serán fundamentales las alianzas. Una entre el Liberalismo oficial y el Polo, excluiría a Cambio Radical que tendría que evaluar su apoyo a un candidato como Santos o Noemí Sanín y por lo tanto sería casi inútil.

Ante la ausencia de un candidato con votos por parte de la oposición y sin posibilidades de ir a segunda vuelta, esta se debatirá entre tres opciones: Dejar a sus electores en Libertad de votar, apoyar a una candidata Conservadora o declararse abstencionistas, como algunos sectores han anunciado.

Pero estas eventuales alianzas solo se harán realidad luego de la primera vuelta, momento en que la teoría del voto útil afectará las preferencias políticas. Se puede vaticinar que el 30 de Mayo, varios candidatos reducirán bastante su caudal electoral, inclusive respecto de las elecciones de Congreso.

Lo más probable ahora es que dos candidatos de origen “Uribista” disputen la elección Presidencial, aunque Noemí Sanín partiera cobijas poco después de su renuncia como Embajadora y desarrollara una estrategia, para irse convirtiendo en el candidato que la oposición no tenía y que comienza a darle resultados.

Otros aspectos incidirán en la elección Presidencial y de manera lamentable reemplazaran los programas de los candidatos. A Santos le cobrarán (ya se hace)  los falsos positivos y un eventual conflicto con Venezuela, y a Noemí  su Pastranismo y el cambio  frecuente de sus actitudes políticas.

Posdata:¿ Sabrá el señor Registrador que la responsabilidad no se delega?

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Carvajal Basto