Por: Carolina Botero Cabrera

¿Se diluye la Neutralidad?

Es la pregunta que debe responder el gobierno que la consagró con orgullo en 2011.

La Neutralidad es la obligación de los intermediarios de no discriminar o interferir con el tráfico de Internet (por su remitente, destinatario o contenido) y el deber del Estado de defender la libertad de los usuarios de navegar. Si no hay consagración legal, el marco jurídico se debilita (no desaparece, en eso tiene razón la CRC pero tendremos que jalarlo desde fuera) justo cuando comienzan discusiones interesantes (como Internet.org).

Me refiero a que el proyecto del nuevo Plan Nacional de Desarrollo (PND) propone la derogatoria del artículo 56 del anterior. Aunque la Comisión de Regulación de Comunicaciones "twitea" que el "#PND no modifica la neutralidad de la red. Por facultades de la Ley TIC, @CRCCol reguló la neutralidad en 2011 (Res 3202), aún vigente", resulta que sí lo modifica cambiando una garantía legal por una promesa en una resolución.

La Ley 1341/09 (Ley TIC) establece el marco de política pública para el sector (habla de "neutralidad tecnológica", calidad, cobertura, protección al usuario, etcétera). En el PND de 2011 (Ley 1450, artículo 56) fue donde se introdujo el concepto "Neutralidad en Internet", definiéndola y ordenando su reglamentación (eso se hizo en la Resolución 3502/11). Derogando el artículo 56 no se retira solamente la orden de reglamentar la neutralidad (porque ya se hizo), también se saca la definición del sistema legal.

Importa reconocer que la neutralidad de la red en Colombia no está debidamente consagrada, precisamente, por las críticas a su regulación (que parece permitir que los operadores en Colombia ofrezcan planes que discriminan servicios). Por tanto, si desaparece la definición, la ambigüedad se incrementará y como usuarios no tendremos argumento legal específico de defensa. Se podría derogar el parágrafo del artículo que ordena reglamentarla, solo eso, y mejor, discutamos los problemas de su regulación.

***

En carta a El Espectador el 9 de febrero, CDR pidió que hiciera aclaraciones a mi columna del 29 de enero. Aclaro que no es un artículo periodístico sino de opinión que reacciona a un artículo del "Observatorio de la Universidad Colombiana", se basa en su información y lo enlaza en la versión digital.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Carolina Botero Cabrera

Tecnología en elecciones, un juego infantil

Fintech y derechos humanos deben ir juntos