Se reinventa la política

Noticias destacadas de Opinión

Como el fútbol necesita del estadio lleno; como los comerciantes, de gente en la calle, así los observadores de prensa, a quienes da tema pero también divierte el escenario público, están resintiendo la falta del debate político.

En medio de las desesperantes noticias sobre la salud mundial, empiezan a verse brotes de la contienda interna, aunque tan sorprendentes como la salida de tono del expresidente Pastrana, quien se viene lanza en ristre contra sus propios socios de coalición y contra su elegido presidente de la República. Es algo que no puede entenderse, a no ser que quiera fundar una nueva corriente, distinta de la que llegó al poder con gran ventaja de votos y ejerce ahora mismo el liderazgo nacional para enfrentar la pandemia.

Hay en esta actitud del expresidente algo que uno no conoció, una página oculta que deja a la vista estos desacuerdos, de los que se desprenderán otros desarrollos. Le hace Pastrana duros cuestionamientos a la campaña que eligió al presidente Duque, los que viniendo de tan importante socio son material de guerra para sus verdaderos enemigos y cuestionadores y dejan en vilo la que él llama coalición de gobierno.

A mí me sorprendió, al comienzo de la presencia del coronavirus en nuestro medio, que un notable comentarista opositor del Gobierno, al que había considerado inepto, decidiera enfilarse bajo la dirección del presidente Duque en punto y materia de la pandemia y de sus aterradoras perspectivas. Daba a entender que un brazo de mando, uno solo, debía conducirnos y ponernos a salvo.

Uno ve en el presidente a un hombre joven y activo, fatigante, si se quiere, en la línea obsesiva de enfrentar con todos sus pormenores la crisis que se desató contra la vida y las proyecciones de desarrollo de los colombianos. En esa barca vamos y más vale no desestabilizar al barquero. Más aún, no faltan quienes figuran lo acontecido al mandatario, inicialmente situado en niveles de aceptación muy bajos, como que se le hubiera aparecido la Virgen, en el decir popular, y lo hubiera colocado en un aceptable 62% o algo parecido.

No puede ser que este despertar de la política, todavía sin salir del atolladero biológico, consista en desequilibrar a un mandatario perseguido por todos los frentes, quien ha demostrado capacidad para afrontar un desastre como el actual. No imagino a otro en su lugar que pudiese alentar a la comunidad como este lo ha logrado, con algo más de una mediana aceptación.

***

Es curioso que el nombramiento del hijo de Jorge 40 en un puesto que toca con víctimas dentro de la cartera del Interior ocasionara este choque impensado entre los políticos del Gobierno y simultáneamente disociara a los miembros del partido de reinsertados de la guerrilla.

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.