Por: Cartas de los lectores

¿Seguridad democrática?

Produce dolor de patria el conocer las escandalosas cantidades de hombres y costos que pagamos los colombianos por la seguridad del exmandatario Uribe Vélez y su familia.

El cubrimiento lo ejercen 357 personas y su costo llega a $18.181 millones anuales, según informes de prensa. Indigna la manera simplista y soslayada de explicar su situación: “Estoy muy preocupado por el costo de la seguridad que paga el Estado”. No se refirió al alto costo, ni al número de personas que lo protegen, que su seguridad se diseñó bajo su gobierno. Desde 1994 tiene seguridad estatal. Imagínese, amable lector, cuántos beneficios a la comunidad se podrían efectuar con estos dineros y otros que se gastan en seguridad burocrática, desde hace décadas, por eso de la prolongada e inútil guerra. Nunca creímos las aberrantes dimensiones y componentes que hacen parte de la muy defendida por su gestor Seguridad Democrática. Entendible su vehemencia y consecuencia en mantenerla. La seguridad tiene que ser para todos los colombianos porque la inseguridad ha llegado a extremos en el país. Sea la conclusión: la paz, además de ser un derecho y un deber, es un gran negocio para los colombianos, esa es la gran apuesta y la invitación está abierta para el uribismo y los escépticos.

Ómar Muriel. Bogotá.

Esperando un cometa

Leo en el periódico El Espectador, “Esperando un cometa: si no se desintegra al acercarse a la Tierra, el cometa Ison —que según especialistas, pasaría cerca del planeta el próximo noviembre—, podría ser el más brillante que se haya observado en los últimos 50 años. En este momento Ison está a casi 630 millones de kilómetros de la Tierra y a 620 millones del Sol” (2 de mayo de 2013) y pare de contar... de no ser por una breve referencia en una noticia relacionada con la cumbre del clima en Varsovia (20/11/2013), donde se menciona que tuvo un estallido de actividad, la espera del cometa resultó ser anodina para las páginas de tan prestigioso diario. No me explico cómo cuando estamos a sólo un día del perihelio, no tienen un sólo artículo serio e informativo sobre este acontecimiento astronómico. Utilizar el eslogan comercial “La opinión es noticia” da a entender que se centran en artículos de opinión y no en noticias de última hora.

Pero una noticia que viene gestándose desde mediados del año nunca será de última hora.

Lisandro Mesa. Medellín.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Tres cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores