Por: Felipe Zuleta Lleras

Semana de pasión

CIERTAMENTE MIENTRAS ESTA fue una semana de pascua para millones de colombianos, fue también una de pasión para otros conciudadanos que se han visto involucrados en procesos de corrupción, tales como AIS, las chuzaDAS y el llamado carrusel de la contratación.

Estos casos se han vuelto emblemáticos en lo que tiene que ver con los asaltos al erario por parte de funcionarios públicos, contratistas y, por supuesto, particulares. Lo de las chuzadas es peor aún, pues fue la utilización del aparato estatal para montar una maquinaria criminal desde la misma Presidencia.

Nadie sensato puede oponerse a que la justicia tome decisiones, por dolorosas que resulten para los implicados, para sus esposas, hijos, padres. Por eso, en mala hora se ha desatado entre algunos medios una especie de defensa en favor de los jóvenes ejecutivos investigados por el caso de AIS, muchos de ellos pertenecientes a los más altos estratos de la sociedad colombiana e hijos de padres prestigiosos. Esto por sí mismo no quiere decir nada, pues aun cuando algunos medios pretendan hacerlo creer, esas calidades personales no se transmiten genéticamente.

Digo esto, pues no parece sensato que los medios sigan absolviendo a los jóvenes presos sin siquiera conocer el expediente y las pruebas, tratando de echarle el agua sucia a la fiscal general, Viviane Morales, quien hace lo que le ordena la ley. No puede ser que el país lleve muchos años pidiendo a gritos que se persiga a los corruptos y cuando la fiscal lo hace, se le vienen encima los periodistas. Pero claro, en estos casos la opinión pública se resiente —y con razón— por el hecho de que faltan aún las cabezas principales, las que seguramente veremos pasar por los estrados judiciales en los próximos días.

Si los medios, en vez del afán de la chiva, hacen un frente común con las autoridades y ponen unas barreras para que no los manipulen, podrán hacer una revolución a fondo, pues como me lo dijera en estos días un contertulio: si la Fiscalía, la Corte Suprema, la Contraloría, la Procuraduría y la Auditoria siguen por ese camino, harán una verdadera revolución sin antecedentes en la historia.

Pero eso no se logra prestándose para el circo mediático en los juzgados, pues no puede seguir pasando que una audiencia de imputación de cargos sea considerada desde ya como una condena, pues de aceptarse esa tesis, podremos decir que acá retrocedimos del Estado de Derecho a la santa Inquisición.

Todos los ciudadanos, sin excepción, tienen derecho a su presunción de inocencia y a un juicio justo, aun si se robaron la plata de los colombianos. ¡Esas son las reglas del juego establecidas por la Constitución y las leyes!

~~~

Notícula: Tengo la impresión de que el presidente Santos está viajando mucho al exterior. Entiendo que hay compromisos importantes, pero el país está pasando por su peor momento por cuenta del invierno. ¡Menos avión y cocteles y más botas pantaneras!

Twitter. Fzuletalleras

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

El discurso de marras

Juan Manuel Santos en la historia

Preguntas al contralor general

Todos contra Duque

Ley de sometimiento y narcotráfico