Por: Alberto Donadio

¿Serpa es cómplice?

La Corte Suprema de Justicia debe investigar al senador Horacio Serpa para determinar si su defensa del capturado alcalde de Barrancabermeja es gratuita o remunerada. Serpa ya confesó su complicidad política con Darío Echeverri Serrano, a quien llama “persona honorable” pese a los atropellos cometidos para torpedear la revocatoria contra su mandato. Serpa ha dicho que tiene buena opinión del alcalde pese a estar demostrado que en la alcaldía de Echeverri se robaron las identidades de más de 3.000 niños y se falsificaron documentos para aparentar que los menores asistieron a unos talleres que no se realizaron. Este caso de los niños fantasmas lo investiga el despacho del procurador, Fernando Carrillo. Es de presumir que el fraude se cometió para ocultar un peculado y es de suponer que ese chanchullo de $1.100 millones no es el único de la gestión purulenta de Darío Echeverri. Que Serpa defienda a delincuentes no es nuevo. Tres meses después del asesinato de Luis Carlos Galán, afirmó: “Yo respeto mucho al senador Alberto Santofimio y pienso que es uno de los políticos liberales más importantes de la historia contemporánea” (Revista Consigna, nov. 15 de 1989).

Nadie nunca ha calumniado a Darío Echeverri acusándolo de honrado. El alcalde es el primer castrochavista de Colombia. Gobierna una rica ciudad petrolera con población muy pobre, como pasa en Venezuela. Saquea el presupuesto de manera desenfrenada, como Chávez y Maduro. Cuando se le cuestiona se muestra pendenciero, como Chávez y Maduro. Solo falta que nos ponga presos a los que decimos que es un pícaro. Mientras llega ese momento, que la Corte Suprema de Justicia investigue si Serpa es cómplice, desde el punto de vista penal, de los abusos cometidos el día de la revocatoria y si ha recibido dineros del alcalde, se ha lucrado de los negociados del municipio o ha participado en otros ilícitos.

740230

2018-02-20T22:00:52-05:00

column

2018-02-20T22:14:20-05:00

[email protected]

none

¿Serpa es cómplice?

21

1956

1977

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Alberto Donadio

El avión asesino

Nobelbrecht

Democracia

El bisabuelo de Enriquito

Juan Pablo Liévano