Por: Harry Sasson

Sí hay cordero colombiano

Desde hace un tiempo he venido notando con felicidad la presencia de carne de cordero en algunos supermercados, incluso, de varios proveedores.

Esto me lleva a pensar que finalmente comenzamos a producir en Colombia cordero de buena de calidad, lo cual es una buena noticia si se tiene en cuenta que hace unos años la única oferta de esta rica carne provenía de las lejanísimas tierras de Nueva Zelanda, con los sobre costos que su transporte implicaba.

 Hoy, en Colombia se crían corderos de razas más finas, controlando muy bien su alimentación y cuidando la edad y los métodos de sacrificio, con lo cual se consiguen carnes de mayor calidad y sin ese fuerte sabor a grasa y almizcle por el que a veces este animal se gana una mala fama.

Para aprovechar, entonces, quiero proponerles una receta riquísima con nuestro cordero colombiano, pero con una receta inspirada en el clásico francés de cordero con jalea de menta. A cambio, haremos una reducción de frutos rojos, vinagre balsámico y hierbabuena que quedará maravillosa con el cordero.

[email protected] / www.harrysasson.com

Ingredientes (para dos personas)

1 kilo de carne de cordero (pierna, lomo o chuletas)
1 cucharada de mostaza Dijon
3 cucharadas de vinagre balsámico
1 taza de frutos rojos (moras, fresas, frambuesas, arándanos)
3 cucharadas de miel de abejas
1/2 taza de vino tinto

Lomito de cordero
con reducción de frutos rojos y hierbabuena
1/2 taza de demi glace o caldo de pollo
Ramitas de hierbabuena
1 cebolla ocañera cortada a la mitad
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de mantequilla
Sal y pimienta negra partida

Adobe la carne con la mostaza, una cucharada de vinagre balsámico, sal y pimienta gruesa. Dore en una sartén con el aceite de oliva hasta justo antes del término deseado, retire y reserve. En la misma sartén, caliente la mantequilla y dore la cebolla ocañera, luego agregue los frutos rojos, la hierbabuena, el vino tinto y la miel, y deje reducir a la mitad. Añada el fondo o la demi glace. Rectifica sazón con sal y pimienta. Si la salsa está ligera, puede espesarla un poco integrando una punta de maicena disuelta en agua. Regrese la carne a la sartén y deje cocinar dentro de la salsa durante un par de minutos más. Retire del fuego, deje reposar un poco, taje y lleve a la mesa bañando con la salsa.


 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Harry Sasson