Por: José Roberto Acosta

Sin efecto Jojoy

Sin reacción sustancial de los mercados locales se recibió la favorable noticia de orden público de esta semana y tanto el índice accionario como los TES cerraron igual que como empezaron...

Sin reacción sustancial de los mercados locales se recibió la favorable noticia de orden público de esta semana y tanto el índice accionario como los TES cerraron igual que como empezaron, mientras el dólar siguió coqueteando el nivel de los $1.800 con una cerrada volatilidad que no correspondió a la debilidad observada a nivel mundial de la divisa americana, que cerró a casi 1,35 dólares por euro y un precio récord en la onza de oro que se enarbola como refugio de inversionistas.

Esta debilidad del dólar contrasta con la fortaleza de las acciones americanas, que en lo corrido del presente mes se han valorizado cerca del 8%, buscando los máximos alcanzados en abril y reflejando el favorecimiento que la competitividad cambiaria tiene sobre el crecimiento potencial de las empresas americanas.

En Colombia, el dato de crecimiento del PIB real durante el segundo trimestre estuvo algo por debajo de las expectativas, alimentado principalmente por la explotación de minas y canteras, mientras que construcción y agricultura no aportaron nada, siendo sectores estratégicos para la generación de empleo, que sigue embolatado y comprometiendo la más importante promesa de campaña del actual Presidente.

Por su parte, el Ministro de Hacienda insiste en su preocupación por el perjudicial proceso de revaluación del peso que, de manera gradual y consistente, sigue destruyendo industria de alto valor agregado y generadora de empleo, en beneficio de flujos de inversión extranjera de perfil extractor de materias primas y que en la reforma a la Ley de Regalías no es tocado en lo más mínimo en sus favorables tarifas impositivas, por temor de que supuestamente perdamos nuestro atractivo como destino para dichas inversiones.

Creo que la discusión sobre mayores impuestos en este frente se evade con el distractor protagonismo del maniqueo discurso de redistribución de apenas migajas, mientras las multinacionales locales y extranjeras siguen acumulando grandes beneficios con la explotación de nuestros recursos naturales no renovables.

Para la próxima semana es probable que el dólar busque bajar de los $ 1.800 activando reacciones puntuales del Banco de la República, los TES se mantengan iguales y las acciones recuperen parte de su fuerza alcista.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de José Roberto Acosta

Victimarios de cuello blanco

Las mentiras de Carrasquilla

Un fiscal enjaulado

¿De bonos de agua a bonos de salud?

La confesión de Carrasquilla