Por: Luis Fernando Montoya

Sin menospreciar

"Un experto es alguien que sabe más y más sobre menos y menos": Neil Gaiman.

La selección de Colombia tiene hoy una opción muy importante para seguir construyendo el sueño de ir al Mundial en Brasil 2014, haciendo una buena presentación y ganando los tres puntos frente a Paraguay.

Temperamento es una palabra empleada a menudo para indicar la naturaleza de las reacciones mentales y emocionales más frecuentes y, por lo tanto, más características, tales como: sanguíneo (ardiente, alegre, afectuoso), flemático (tranquilo, sosegado, apático o indolente), colérico (temperamental, irritable, irascible) o melancólico (triste, deprimido, sombrío, abatido). Estado de ánimo es un término usado con referencia a una variación relativamente temporal en el grado de alguno de estos aspectos del temperamento. El estado de ánimo es transitorio, pero el temperamento tiende a representar atributos de naturaleza persistente que caracterizan a una conducta más estable.

Luego de los dos partidos frente a Uruguay y Chile, la selección dejó un alto grado de confianza en su interior y en el pueblo colombiano a nivel general, pero este partido es totalmente diferente, así los paraguayos nos hayan hecho una buena eliminatoria, por eso se debe tener presente lo siguiente:

1. No menospreciar: la parte mental de nuestros jugadores debe estar fuerte para entender y comprender que juegan un partido de eliminatorias para un Mundial, por lo tanto el nivel de seriedad y responsabilidad es más alto.

2. Estilo de juego: deben jugar conservando el buen estilo de juego mostrado durante los últimos dos partidos, buen manejo del balón, marcar los ritmos del partido, eficacia en la definición y actitud de compromiso en el terreno de juego.

3. Nivel futbolístico: jugadores como Radamel Falcao García, James Rodríguez, Jackson Martínez, Carlos Bacca y Macnelly Torres, entre otros, llegan con un excelente nivel futbolístico; lo importante es ratificarlo con la selección en el terreno de juego.

4. El rival: es una selección conformada por jugadores de experiencia, tienen un gran sentido de pertenencia a su país, son fuertes en el juego aéreo y el contragolpe.

5. Afición: la querida afición barranquillera vuelve a tener la oportunidad de apoyar y acompañar a la selección, para ratificar por qué son excelentes anfitriones en su ciudad y en el estadio.

Como colombiano y hombre del fútbol les deseo lo mejor al cuerpo técnico y a los jugadores, esperando nos regalen una nueva alegría futbolística al ganar el partido jugando buen fútbol.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Ayudarlos

Los mejores

El liderato del Once Caldas

Balance colombiano

Colombia, adelante