Por: Luis Fernando Montoya

Sin menospreciar

"Un experto es alguien que sabe más y más sobre menos y menos": Neil Gaiman.

La selección de Colombia tiene hoy una opción muy importante para seguir construyendo el sueño de ir al Mundial en Brasil 2014, haciendo una buena presentación y ganando los tres puntos frente a Paraguay.

Temperamento es una palabra empleada a menudo para indicar la naturaleza de las reacciones mentales y emocionales más frecuentes y, por lo tanto, más características, tales como: sanguíneo (ardiente, alegre, afectuoso), flemático (tranquilo, sosegado, apático o indolente), colérico (temperamental, irritable, irascible) o melancólico (triste, deprimido, sombrío, abatido). Estado de ánimo es un término usado con referencia a una variación relativamente temporal en el grado de alguno de estos aspectos del temperamento. El estado de ánimo es transitorio, pero el temperamento tiende a representar atributos de naturaleza persistente que caracterizan a una conducta más estable.

Luego de los dos partidos frente a Uruguay y Chile, la selección dejó un alto grado de confianza en su interior y en el pueblo colombiano a nivel general, pero este partido es totalmente diferente, así los paraguayos nos hayan hecho una buena eliminatoria, por eso se debe tener presente lo siguiente:

1. No menospreciar: la parte mental de nuestros jugadores debe estar fuerte para entender y comprender que juegan un partido de eliminatorias para un Mundial, por lo tanto el nivel de seriedad y responsabilidad es más alto.

2. Estilo de juego: deben jugar conservando el buen estilo de juego mostrado durante los últimos dos partidos, buen manejo del balón, marcar los ritmos del partido, eficacia en la definición y actitud de compromiso en el terreno de juego.

3. Nivel futbolístico: jugadores como Radamel Falcao García, James Rodríguez, Jackson Martínez, Carlos Bacca y Macnelly Torres, entre otros, llegan con un excelente nivel futbolístico; lo importante es ratificarlo con la selección en el terreno de juego.

4. El rival: es una selección conformada por jugadores de experiencia, tienen un gran sentido de pertenencia a su país, son fuertes en el juego aéreo y el contragolpe.

5. Afición: la querida afición barranquillera vuelve a tener la oportunidad de apoyar y acompañar a la selección, para ratificar por qué son excelentes anfitriones en su ciudad y en el estadio.

Como colombiano y hombre del fútbol les deseo lo mejor al cuerpo técnico y a los jugadores, esperando nos regalen una nueva alegría futbolística al ganar el partido jugando buen fútbol.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya